Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La planta de producción de Schindler en la ciudad de Zaragoza cumple hoy 1000 días sin accidentes. Esto ha sido posible gracias al esfuerzo de toda la compañía y del departamento de seguridad de la fábrica, cuya labor ha tenido como resultado una efectiva reducción de esta cifra en los procesos de trabajo.

Para la consecución de este objetivo, se ha llevado a cabo un seguimiento e implantación de todas las mejoras de seguridad propuestas por los 200 trabajadores de la planta. En el año 2013 se establecieron más de 190 acciones, entre las cuales se encuentran ciclos de formación sobre identificación de riesgos y ergonomía del trabajo, campañas bimensuales de boletines de seguridad, evaluaciones de riesgos en cada puesto de trabajo nuevo y mediciones de luz y de contaminación acústica.

También se han llevado a cabo las Toolbox Talks, con el objetivo de concienciar a los trabajadores sobre este tema. Con estas reuniones de corta duración que tratan temas monográficos, Schindler busca una mayor participación de sus empleados para que promuevan conductas seguras en sus puestos de trabajo.

Otra de las acciones establecidas son los Safety Walks, que consisten en analizar el comportamiento de los trabajadores, centrándose en las prácticas seguras o inseguras, obteniendo una respuesta inmediata por parte del observador.

Además, se ha realizado una auditoría externa por un ente notificado (AUDELCO) y se ha constituido un Comité Estratégico de Seguridad dentro de la fábrica, del cual forman parte representantes de los trabajadores de la misma. Todas estas medidas están destinadas a proteger la salud de los empleados, prevenir accidentes laborales y promover el cuidado de la maquinaria, herramientas y materiales con los que se trabaja.

La seguridad es un valor fundamental para Schindler y un objetivo por encima de todos los demás retos que se plantea. Para la multinacional suiza el compromiso con la seguridad y la salud es compartido por todos los trabajadores de la compañía. Las normas básicas de seguridad y salud laboral condicionan de forma significativa las condiciones generales de trabajo.