Escrito por Comunicados

16.000 m2 de cubierta con el sistema Isovetro plus extreme en una granja porcina de Zaragoza

Uno de los factores que más influyen en el diseño de una granja es el sistema de ventilación que se va a instalar, así como la tipología estructural de las naves, puesto que son elementos que interfieren en el manejo y bienestar de los animales. Partiendo de este objetivo, el equipo de ingenieros de CADA optó por un sistema de ventilación forzada automatizado para construir la nueva granja porcina Valdemanzana ubicada en el municipio zaragozano de Ejea de los Caballeros. Esta decisión, a diferencia de cuando se opta por ventilación natural, permite plantear naves más anchas para optimizar el coste de la estructura y aprovechar mejor la ocupación sobre el terreno.

El siguiente elemento constructivo valorado en el diseño de este equipamiento zootécnico fue la cubierta. Una buena elección contribuye a mantener los parámetros de confort interior en cuanto a temperatura, humedad y sensación térmica, minimizando las perdidas energéticas y con ello reducir los gastos de climatización. “Los valores de humedad y temperatura determinan el funcionamiento del sistema de ventilación y climatización en la granja. En el caso de la temperatura interior, esta debe permanecer en un rango de valores establecido entre 21ºC y 28ºC aproximadamente. Por debajo del mínimo deben actuar los sistemas de ventilación mínima para control de la humedad, el caudal de ventilación va aumentando conforme aumenta la temperatura ambiente, por encima del máximo la ventilación es insuficiente y debe actuar la refrigeración al 100% de su capacidad”, explican desde la ingeniería CADA.

Por esta razón, se optó por materiales de construcción que garantizaran un buen nivel de aislamiento térmico y minimizaran los puentes térmicos. “Del total de superficie en contacto con el aire exterior, en torno al 25% se corresponde con las paredes de cerramiento de la nave, mientras que la superficie de cubierta supone el 75%.  Además, en las paredes siempre existen elementos imprescindibles que rompen la continuidad del aislamiento: ventanas de entrada de aire, puertas de acceso, huecos para paso de instalaciones, etc. Es por ello por lo que cobra mayor importancia disponer de un buen aislamiento de la cubierta”, indican los ingenieros.

Para construir las cubiertas de las naves de 16.000m2 en total, los ingenieros optaron por el uso del sistema ISOVETRO PLUS EXTREME de ISOPAN que al contar con un panel de acero con 5 grecas aporta gran resistencia mecánica y un óptimo mantenimiento de la cubierta durante su vida útil. Los paneles aislantes de 50 mm de espesor se dispusieron con una inclinación entre 20 y 30%. Su núcleo es de poliuretano, mientras que las chapas de acero cuentan con un recubrimiento exterior apto para ambientes agresivos con alta concentración de amoníaco y humedad y otro para la parte interior realizada con una lámina de poliéster. Estos acabados especiales de Isopan contribuyen a mejorar la durabilidad de los paneles frente a ambientes agresivos externos e internos.

El sistema de montaje de los paneles sándwich permite el sellado de las juntas y, de esa manera, minimiza las pérdidas a través de las mismas a la vez que aporta un espesor de aislante continuo en toda su superficie. Esto consigue un alto nivel de estanqueidad que evita tanto el paso de agua y humedad, como el de gases, contribuyendo con ello a la eficacia del sistema de ventilación. “Como ejemplo”, explica CADA, “se observa que en las cubiertas de chapa a primeras horas de la mañana se evacua el agua de condensación de la humedad del aire. Este fenómeno no es tan observable en otros tipos de cubierta hechas con materiales más porosos, como el fibrocemento, en las que parte de esa humedad parece ser absorbida por la cubierta”.

Además de cumplir con los requisitos de resistencia, durabilidad, estanqueidad y aislamiento requeridos por el proyecto, los paneles sándwich también aportaron rentabilidad puesto que, al poder instalarse rápidamente, la inversión en obra se recuperó antes que si se hubiese optado por otro material.

Close