Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Desde la fase de concurso el equipo de Coco Arquitectos entendió que la solución de un edificio en este lugar tenía su primer compromiso con la topografía. Como resultado se propuso disponer el edificio paralelo a la pendiente y restituir el plano formado por las alineaciones de las cuatro calles perimetrales construyendo una planta baja ajardinada. La respuesta, en un contexto periférico de grandes vías de comunicación, autopistas de borde de la ciudad que termina, polígonos de servicios y centros comerciales suburbanos, se adapta al lenguaje de la cinética del lugar, adoptando un perfil inclinado…

Ver reportaje completo >>>>