Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El principal objetivo del proyecto es mantener la conexión física entre St. James Road y los jardines de la iglesia adyacente, permitiendo un nuevo paso peatonal entre el centro de Bermondsey Spa y la estación de metro cercana. Para ello, el edifico se divide en dos, dando lugar a un vacio intermedio que se sitúa tangente a la fachada sur de la iglesia y se convierte en el protagonista de la propuesta. El volumen del edificio viene condicionado por la geometría del estrecho solar y por la relación con la iglesia de St. James. La altura de la nave se ha tomado como referencia para definir la altura del volumen principal. La edificabilidad sacrificada para abrir el vacio se recupera en forma de dos cuerpo revestidos de cobre que se convierten en la principal seña de identidad del proyecto. La relación con el entorno es una de las claves del proyecto. El edificio aprovecha su privilegiada posición entre los grandes árboles y junto a los jardines de la iglesia para abrir amplios ventanales y balcones, que diluyen la frontera entre el interior y el exterior de las viviendas y permiten el disfrute de las vistas. Es esta amplia superficie acristalada, junto a la generosa altura libre interior y la calidad de los acabados, lo que diferencia esta promoción de otras que se están desarrollando en la misma zona.

Ver reportaje completo >>>>