Escrito por Reportajes

Aditivos y Productos Químicos en la Construcción

El hormigón se ha considerado, desde siempre, como un elemento constituido por tres componentes distintos: cemento,áridos y agua; sin embargo, debido a la evolución y cambios que sufre el sector de la construcción, esta mezcla se concibe, en estos momentos, como la unión de cuatro materiales, siendo éste último nuevo, el aditivo.

En cualquier obra de construcción se producen miles de transformaciones químicas, que convierten los productos en polvo y los líquidos en sólidos que hacen que, estos elementos, permanezcan perfectamente unidos entre sí. Sólo el fraguado del hormigón involucra, en su realización, más de veinte reacciones químicas distintas.
Tradicionalmente, se ha considerado al hormigón como un material de construcción compuesto por tres componentes: cemento,árido y agua. Sin embargo, aunque en nuestros días todavía perdura esta idea, son ya muy pocos los profesionales del mundo de la construcción que no consideran al hormigón como el material de construcción por excelencia compuesto por los tres componentes anteriormente mencionados más un cuarto componente, indispensable en la mayoría de los casos, el aditivo. En la actualidad y, gracias al progreso de la industria química y reciéntemente la nanotecnología, los aditivos han sido incorporados al hormigón, por lo que, en estos momentos, se pueden encontrar un sin número de productos en el mercado que satisfacen la gran mayoría de las necesidades de los usuarios de hormigón.
El uso de aditivos para hormigón resulta indispensable en el mundo de la construcción, tanto actual como pasada. Con estos elementos se pueden controlar y mejorar las distintas propiedades del hormigón fresco y endurecido, mejorando tanto la trabajabilidad y puesta en obra, como su resistencia, durabilidad y calidad del proyecto final.
El éxito, al usar los aditivos, depende mucho de la forma de uso, además de la acertada elección del producto idóneo, que será distinto según la patología que se padezca. Además mejoran de manera considerable los distintos problemas que puedan aparecen dentro de una obra, como puede ser un exceso de humedad, que retrasa el fraguado, perdiendo propiedades importantes del hormigón, o por el contrario, un exceso de calor, lo cual aceleraría el fraguado provocando grietas irreparables.

Ver reportaje completo >>>>.

Close