Escrito por Comunicados

AIPEX aconseja emplear materiales con buen comportamiento frente a la humedad, como el XPS, en las reformas y renovaciones de edificios

Compartir

El verano es el momento del año elegido por muchos españoles para llevar a cabo las reformas en su hogar, preparándolo así para el otoño. En 2020, el número de obras se duplicó (56%) respecto a años anteriores debido a la pandemia y a las necesidades detectadas en el hogar.

Las actuaciones más habituales tienen que ver con aspectos funcionales de la vivienda, como cambios en la cocina o en el baño, sin embargo, el calor también es un gran aliado para la renovación de cubiertas y fachadas. Su rehabilitación con criterios de eficiencia energética, además de incrementar el confort térmico y eliminar patologías como el moho y la humedad, puede suponer ahorros de energía de entre el 25 y el 70%.

“El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia Económica, mediante el cual se financiarán aquellas actuaciones que reduzcan la huella ambiental del edificio y optimicen sus consumos, facilitará la financiación de estas actuaciones, impulsando la rehabilitación energética”, afirma Mario Serrano, secretario General de AIPEX. “Sin embargo, para que el cambio en nuestro parque construido sea efectivo, no podemos quedarnos solo en la actuación (la obra en sí). Para llevar a cabo una rehabilitación energética real hay que contar con materiales fabricados con criterios de economía circular y que aporten eficiencia, de esta manera se logrará una reducción sincera de las emisiones a lo largo de todo el ciclo de vida del edificio”.

Desde AIPEX, Asociación Ibérica del Poliestireno Extruido –que reúne a los principales fabricantes del XPS de España y Portugal– nos recuerdan que a la hora de llevar a cabo las actuaciones para la rehabilitación de elementos clave como la fachada y la cubierta es fundamental contar con materiales  de bajo impacto ambiental, duraderos y con un excelente comportamiento ante la humedad.

En este sentido, el Poliestireno Extruido (XPS) es el material más adecuado para lograr el mejor aislamiento térmico en cualquier circunstancia, reduciendo el consumo energético del edificio y, además, mejorando su confort y habitabilidad. El XPS es un material que resiste factores externos, como son los cambios de temperatura o la humedad, sin degradarse ni perder propiedades aislantes. Su composición y estructura de celda cerrada hacen de él un material capaz de soportar situaciones extremas como las lluvias intensas o los ciclos de hielo y deshielo, convirtiéndolo en el aliado ideal para la rehabilitación de cubiertas y fachadas.

“Los materiales aislantes, como el XPS, son sometidos a rigurosos ensayos para comprobar su comportamiento ante factores externos que puedan degradarlos y hacerles perder efectividad con el paso del tiempo”, recuerda Mario Serrano. “En el caso del agua, por ejemplo, cuanta más absorba el material, menos aislará”.

Los ensayos para comprobar el grado de absorción de agua por difusión de vapor de agua muestran el excelente rendimiento del poliestireno extruido (1,5-3% vol.) frente a otros materiales aislantes. Si hablamos de los ensayos de resistencia a ciclos de hielo-deshielo, donde también se comprueba si ha habido absorción de agua, vemos que el XPS presenta valores <1 (% vol.). En el caso de absorción a largo plazo por inmersión total, no llega al 0,7%.

Además, el poliestireno extruido es un material resistente a la compresión, pudiendo soportar cargas de hasta 25 Tn/m2 sin presentar deformaciones superiores al 2% en un plazo de 50 años. Esta resistencia mecánica unido a su comportamiento ante el agua y la humedad, le confieren una extraordinaria durabilidad, pudiendo mantenerse inalterable durante, al menos, 30 años.

Por último, cabría destacar que es una solución eficiente y sostenible; en su composición encontramos elevados porcentajes de materia prima reciclada, y se puede reciclar al término de su vida útil.

“Por estos motivos, creemos que el XPS es el material adecuado para llevar a cabo esta ola de renovación de nuestro parque edificado, ya que no solo es capaz de mejorar la eficiencia energética, sino que aporta un elevado grado de confort y un excelente comportamiento ante la presión y la humedad, resistiendo el paso del tiempo”, finaliza el secretario general de AIPEX.

 


Compartir
Close