Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El inmueble adopta la forma de un polígono de seis lados ortogonales, con una superficie de más de dos mil metros. El bloque tiene 14 plantas que dan directamente al Paseo de la Castellana. El edificio se completa con otro de 2 plantas con fachada a la calle Banco de la Unión. Se construyeron también cuatro plantas sótano destinadas al aparcamiento así como una planta superior donde se localiza una terraza ajardinada. La estructura del edificio es entera de metal con un forjado de hormigón y muros pantalla de contención de sótanos. El edificio resalta por su sencillez y un color rojizo que es característico del inmueble.

Y en este referente madrileño, Airlan ha estado presente con una climatizadora con control y una enfriadora ANL H para el tratamiento del aire exterior del edificio. Un proyecto de rehabilitación más en el que Airlan ha estado presente.