Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El aislamiento de una cubierta es vital para evitar pérdidas de energía. Es uno de los elementos más importantes de toda la envolvente del edifico y es una pieza clave para conseguir confort térmico, ahorro de energía y otras ventajas como protección frente al fuego o calidad del aire interior.

En el mercado existen gran variedad de materiales aislantes entre los que está consiguiendo un importante nicho de mercado el PIR o espuma rígida de poliisocianurato.

Para José Hermindo Prieto, responsable Técnico de BMI el éxito de este material se debe “a su estructura de celda cerrada y a una conductividad térmica excelente de λ = 0,022 W/mK. De esta manera, podemos emplear menores espesores de aislamiento para conseguir la transmitancia térmica establecida por la normativa vigente”.

BMI, compañía especializada en la fabricación de sistemas y soluciones para cubierta plana e inclinada, está utilizando este material aislante con éxito en nuevos sistemas como el recientemente lanzado al mercado Tectum® – First.

Esta nueva solución constructiva de BMI puede emplearse tanto en tejados de teja cerámica como de hormigón y está compuesto por tejas y piezas fabricadas con tecnología BMI. El elemento diferenciador y exclusivo del sistema Tectum® – First es el panel Clima – First (realizado con PIR). Se trata de un panel de aislamiento machihembrado con film impermeable y adhesivo incorporado, que permite la unión transversal y longitudinal de las placas, y que forma, un bloque completo de aislamiento sobre la superficie base del tejado, sin puentes térmicos y con una impermeabilización total.

José Hermindo Prieto recuerda que “en cubierta plana se instala siempre la impermeabilización por encima del PIR utilizando las fijaciones adecuadas y soldando de láminas correspondiente. En cubierta inclinada se emplea en combinación con la barrera de vapor para lograr una mejor estanqueidad interior y con una lámina impermeable al agua, al viento y transpirable al vapor en la cara superior”.

Es importante seguir siempre las indicaciones del fabricante para su correcta instalación, así como garantizar que se cumplan todas las prestaciones de este tipo de aislamiento térmico.