Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Aunque el aislamiento térmico no haya recibido la atención merecida en la construcción de nuestro país hasta hace relativamente pocos años, hoy no hay quien dude acerca de su relevancia. Así lo demuestran movimientos como la actualización del Documento Básico DB HE del Código Técnico de la Edificación, sobre ‘Ahorro de energía’; o la exigencia de ‘etiqueta energética’ a la hora de vender o alquilar un inmueble.
Sin embargo, todavía queda mucho camino por andar para colocar el aislamiento térmico en el lugar que merece. “El aislamiento térmico es ese gran desconocido. En los proyectos se incluyen valores por defecto, en la obra es una partida menor, las aseguradoras no le prestan atención, y el usuario o comprador final no se interesa por el aislamiento térmico de lo que está comprando. En cambio, juega un papel vital en la eficiencia energética del edificio y en el confort, dos aspectos importantes para todo el mundo”, afirma Álvaro Pimentel, Secretario General de AISLA.
Como explica Nicolás Bermejo, Responsable del Departamento Técnico y Prescripción de Isover Saint-Gobain, “la disponibilidad de energía se relaciona de forma directamente proporcional con la calidad de vida del ser humano. En los últimos años, venimos observando el progresivo encarecimiento del coste de la energía, por un lado, y el fuerte incremento de las emisiones derivadas de la utilización de combustibles fósiles, por otro. Por eso, es necesario asegurar su abastecimiento y fomentar un comportamiento sostenible de su uso. Una de las formas de mejorar la eficiencia energética es mediante un óptimo aislamiento, tanto en la construcción como en las instalaciones industriales. No debemos de olvidar que la energía más limpia es aquella que no se consume”.
Del mismo modo, Alberto de Luca, Director General en Italia e Iberia de Knauf Insulation, señala que “está claro que la sociedad está cada vez más concienciada de la importancia del ahorro energético y de las consecuencias que las emisiones contaminantes tienen en el clima. Y desde los gobiernos se están realizando cambios en la normativa relativa al ahorro de energía en los edificios que fomentan la eficiencia energética y la sostenibilidad, pero todavía queda mucho por hacer”.
Beneficios del aislamiento térmico
¿Pero por qué es tan importante el aislamiento térmico? Éstas son algunos de los beneficios que proporciona un adecuado tratamiento:

Ahorro de energía. Es el factor más importante. “Toda energía, independientemente de su modo de producción, tiene un coste que el aislamiento evita o reduce”, anota Mónica Herranz, Secretaria General de AFELMA. Como indica Yago Massó, Secretario Técnico de ANDIMAT, con el aislamiento térmico “se reduce la factura energética del usuario o propietario y del país. Al incorporar aislamiento térmico en el edificio se reducen las pérdidas de calor o frío -invierno/verano- dentro de la vivienda. Por tanto, la energía necesaria para calentar o enfriar las habitaciones será menor, haciendo que ahorremos dinero en nuestra factura energética. A nivel global, que se reduce el consumo del país”. Igualmente, desde Hispalyt se recuerda que “un buen aislamiento térmico de los elementos constructivos que forman parte de la envolvente térmica del edificio -fachadas, cubiertas, etc.- reduce las pérdidas de calor o frío dentro de las viviendas, conllevando una disminución de la demanda energética del edificio necesaria para alcanzar el bienestar térmico del usuario en su interior. La reducción de la demanda energética del edificio es la forma más eficiente de reducir el consumo energético del edificio. Una vez logrado, se debe mejorar la eficiencia de los equipos implementados y reducir el consumo de energías no renovables. Todas estas medidas van encaminadas a conseguir un confort térmico en el interior de las viviendas, haciendo un uso racional de la energía y reduciendo el impacto ambiental en el entorno”. Por su parte, De Luca comenta que “está demostrado que la reforma que mayor ahorro energético puede generar en el hogar es el aislamiento térmico. La mayoría de hogares están perdiendo dinero todos los meses y no saben la razón, ¿pero se han preguntado si su casa está aislada?”. En este sentido, Penélope González, Responsable del Gabinete Técnico de Ursa Ibérica, del Grupo Uralita, afirma que “los números demuestran que el correcto aislamiento de una vivienda es el método más eficaz para ahorrar energía en el mantenimiento de una temperatura adecuada -calefacción y aire acondicionado- en el interior del inmueble”.

Ver reportaje completo >>>>.