Escrito por Comunicados

AkzoNobel apuesta por la producción más ecológica con sus recubrimientos en polvo

Compartir

La planta de Como, la mayor planta de la compañía en Europa para la producción de recubrimientos en polvo de AkzoNobel, está preparada para albergar una gran expansión de la capacidad para la producción de recubrimientos para automóviles. Las nuevas instalaciones proporcionarán un apoyo estratégico a la planta de Arnsberg de AkzoNobel en Alemania (donde también se está añadiendo una nueva línea), ayudando a asegurar el suministro a los clientes.

La capacidad extra en Como se está instalando en un edificio renovado donde se hicieron originalmente los recubrimientos en polvo, lo que supone una reutilización sostenible de una parte histórica del sitio. Además de introducir equipo y tecnología avanzados para lograr mayores tasas de productividad y aumentos de la eficiencia, la nueva operación en Como también utilizará energía reciclada para reducir el consumo.

Esta ampliación es la continuación de las recientes inversiones en China y Vietnam destinadas a instalar instalaciones y métodos de producción más ecológicos, que a su vez ayudarán a la empresa a alcanzar sus ambiciones de sostenibilidad. “Estamos implementando un plan de expansión estructurado para aumentar la capacidad tanto en nuestras instalaciones de Como así como en las de Arnsberg”, explica Daniela Vlad, Directora de Negocios de AkzoNobel Powder Coatings. “Ayudará a fortalecer nuestra posición en el mercado y nos proporcionará un respaldo en caso de que tengamos problemas de suministro”.

El nuevo edificio de última generación en Como y la línea adicional en Arnsberg ayudarán a la compañía a continuar creciendo con sus clientes, particularmente en el segmento de la automoción. Y, como en cualquier edificio nuevo, el enfoque es cumplir con los más altos estándares de producción sostenible.

“Aunque los recubrimientos en polvo ya son inherentemente sostenibles, también nos comprometemos a hacer que nuestros propios edificios e instalaciones sean lo más sostenibles posible”, añade Vlad. “La empresa ha establecido una clara ambición de reducir sus emisiones de carbono en un 50% en 2030 y llegar a ser neutral en cuanto al carbono en 2050, por lo que estamos acelerando nuestros esfuerzos para adoptar la energía renovable e introducir una tecnología de fabricación más inteligente”.


Compartir
Close