Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La ASOCIACIÓN NACIONAL DE LA INDUSTRIA DEL PREFABRICADO DE HORMIGÓN (ANDECE) cumple este año 50 años de vida. Desde 1964, esta Asociación ha trabajado con ahínco para ofrecer las mejores soluciones dentro del mercado de la construcción. ” Durante este medio siglo de vida hemos dado lo mejor, y espero que los próximos años sean testigos de que nuestro compromiso de mejora y de servicio continúa con mucha fuerza ”, afirma Sonia Fern ández, Directora General de ANDECE.

Tiempos difíciles

Los últimos años, al igual que el resto de la Economía Española, el sector del prefabricado de hormigón, ha sufrido una importante caída de la actividad. En concreto, si en 2014 se espera facturar 650 millones de euros, esto supondr á un 72% menos que en 2008, cuya facturación fue de 2.300 millones. En cuanto a empleo, desde los 16.278 trabajadores en 2008, la reducción es de m ás de diez mil puestos de trabajo hasta 2014.

Sin embargo, la depresión va tocando fondo y el próximo año ya se espera un ligero crecimiento. ” Estamos soportando un momento muy difícil, pero estoy segura que lograremos remontar, porque nuestros equipos humanos y técnicos nos permiten seguir desarrollando productos del m ás alto nivel ”, dice Sonia Fern ández.

Soluciones de alto nivel

A pesar de la situación de escasa demanda a la que se enfrenta el sector, esta industria no ha dejado de cumplir sobradamente con las exigentes necesidades, tanto de la obra pública como de la obra privada. Y, en definitiva ” apostando por la puesta en valor de una construcción sostenible, abarcando los pilares medioambientales, económicos y sociales ”, añade Sonia Fern ández.

La situación actual del mercado de la construcción en España es la ideal para que, tanto las obras públicas, como las obras privadas, puedan beneficiarse de las soluciones constructivas de prefabricados de hormigón. Entre otras razones, porque al aportar soluciones con un presupuesto cerrado y plazos de entrega asegurados, ayudan a cumplir con los objetivos marcados de déficit público.

De cara al futuro, el sector seguir á promoviendo el I+D+i, la sostenibilidad y el cuidado del medioambiente. También se seguir án expandiendo los mercados exteriores, si bien para los productos prefabricados en sí tendr án la limitación de los costes logísticos, esta limitación no opera para los servicios de valor añadido de aportación de know-how en los distintos mercados internacionales con sectores constructivos en crecimiento. En el mercado español, la sobreoferta existente tender á a regularizarse, pudiendo generarse alianzas competitivas beneficiosas para las empresas que componen el sector.