Escrito por Comunicados

Ariston te ofrece consejos prácticos para mantener un hogar cálido sin que tu bolsillo se resienta

Compartir

. Llega el frío y se dispara la factura de la energía en el hogar. Se acaba el calor y respiras aliviado porque te ahorras el gasto del aire acondicionado, los ventiladores, el consumo extra de la nevera, los congelados…  sin embargo, llega el gasto en calefacción. Además, este invierno calentar la casa va a ser más caro que otros años debido a factores como el teletrabajo o las clases intermitentes, nuevos ingredientes de la era Covid-19, que nos harán pasar más tiempo en nuestros hogares. Conservar la temperatura idónea y lograr el confort del hogar se hacen más que nunca indispensables. Ariston, experto mundial en soluciones de calefacción y agua caliente, da las claves para ahorrar este invierno en calefacción.

Mantener la casa caliente en invierno suele tener como consecuencia que la factura de electricidad o de gas natural se dispare. Pero, claro, la alternativa de pasar frío para ahorrar tampoco es una buena opción. Lo ideal es tener en cuenta una serie de consejos prácticos que nos ayuden a ahorrar en calefacción sin que el bolsillo se resienta.

Tanto si tu sistema de calefacción es de gas natural como si utilizas electricidad, no te pierdas estas seis claves para mantener tu hogar con una temperatura agradable en invierno sin pagar una factura desorbitada.

Estos sencillos consejos, ofrecidos por Ariston, nos ayudarán gastar menos en calefacción sin pasar frío en casa

Controla la temperatura en el hogar, usa el termostato

El ahorro que se consigue gracias a los termostatos programables es considerable. Configurando el termostato a unos 15 grados durante al menos 8 horas del día (por la noche o cuando estamos fuera) podemos optimizar el funcionamiento de nuestro sistema de calefacción y reducir significativamente los costes de calefacción. Además, los modelos Wi-Fi de última generación, como CUBE S NET de Ariston, usan Internet para determinar la temperatura exterior, de modo que la calefacción doméstica se puede regular de manera más eficiente.

Inteligencia artificial, cuando la tecnología es sinónimo de ahorro

Un hogar inteligente capaz de aprender de los hábitos de sus habitantes con el objetivo de ser más eficiente y conseguir reducir el consumo de energía ya es posible. Con Ariston NET, el innovador sistema que te permite controlar la configuración de tu caldera y programar con tu smartphone o desde tu pc las posibles variaciones de temperatura conseguirás ahorrar dinero sin perder en confort.

Ventila la casa

Aunque haga frío, ahora más que nunca, es necesario airear la casa, pero siguiendo unas pautas. No tiene sentido hacerlo al medio día cuando se irá el calor acumulado desde que te levantaste hasta ese momento, por ejemplo. Normalmente la mejor hora será por la mañana, aunque dependerá también de tus costumbres y de cómo hayas programado la calefacción.

No calientes las habitaciones vacías

Para no derrochar en consumo cierra la llave de los radiadores de gas de las habitaciones que no utilices, si no lo haces aumentarás tu gasto de forma innecesaria.

Deja las puertas abiertas

Los españoles tenemos el dicho “cierra la puerta que se escapa el gato” y esta frase, puede resultar engañosa. Es importante no cerrar la puerta donde resida el termostato ya que, si no, no llegaremos a la temperatura deseada en el resto de la casa y en consecuencia, seguiremos gastando calefacción a la espera de conseguir ese calor en todo el hogar.

Apaga la calefacción por la noche

Salvo en casos de frío extremo, no es necesario mantener la calefacción por la noche. El propio cuerpo genera el calor suficiente para poder descansar plácidamente y nos permitirá reducir el gasto de forma considerable.

Cambia de hábitos

¿A quién no le gusta ir en manga corta todo el año? Como no todos vivimos en Canarias, lo mejor será que te vistas acorde al lugar donde vives. En vez de poner la temperatura de tu casa a 25 grados, ponte mejor un jersey mientras estés en casa y baja la temperatura a 21 grados. Lo agradecerás a fin de mes.

Renueva la caldera

Otra forma de ahorro que requiere inversión. ¿Conviene cambiar la caldera? Si es muy antigua la respuesta será casi siempre afirmativa. Una caldera de condensación tiene un rendimiento del 100%. Gracias a ella el consumo se reducirá en torno a un 35%. Calientan más y consumen menos. A media plazo, recuperarás la inversión. Ariston cuenta con una amplia variedad de calderas de condensación inteligentes, diseñadas para satisfacer las necesidades de calefacción de cualquier familia. Con estos productos, además de ahorrar energía y optimizar el confort, su elegancia con sello italiano harán que se adapten a cualquier ambiente.  

Elige la tarifa que mejor se ajuste a tus necesidades para ahorrar en calefacción

Si quieres ahorrar en calefacción y en tu factura de gas, además de seguir estos consejos, debes comparar entre las distintas ofertas del mercado y encontrar la que mejor se adapte a tus necesidades y a tu consumo para no pagar de más.


Compartir
Close