Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Por ello, Armacell, el fabricante de espumas técnicas y líder mundial del mercado de materiales de aislamiento técnico flexibles, ha desarrollado los adhesivos Armaflex SF990 y Armaflex Ultima SF990, elaborados sin disolventes y especialmente diseñados para la instalación de materiales de aislamiento elastoméricos y poder cumplir con las crecientes exigencias de los programas de “edificios verdes”. 

Los adhesivos por dispersión con base de agua son inodoros y no liberan disolventes perjudiciales durante su aplicación. Además, contrario a los adhesivos por contacto, no existe el peligro de combustión o explosión, por lo que no están sujetos a restricciones de transporte. 

El adhesivo Armaflex SF990 es adecuado para todos los materiales de aislamiento de Armacell con base de caucho sintético (con la excepción de HT/Armaflex y Armaflex Ultima), Armaflex Ultima SF990 se utiliza en la instalación de materiales de aislamiento con base de caucho sintético Armaprene®. 

Procedimiento estructurado 

En comparación con los adhesivos por contacto, los adhesivos con base de agua requieren un tiempo de aplicación más largo. Por tanto, al utilizar los adhesivos Armaflex SF990 es esencial seguir un procedimiento estructurado. Para asegurarse de obtener buenos resultados, estos adhesivos sólo deben ser aplicados por empresas que previamente hayan sido homologadas y/o formadas por Armacell. Por ello, antes de empezar a aplicar los nuevos adhesivos es esencial recibir formación Práctica por parte de Armacell. 

El futuro está en la construcción sostenible 

Los “edificios verdes” están en alza en todo el mundo: los edificios certificados por BREEAM, LEED o un esquema nacional equivalente no sólo emiten una menor cantidad de CO2, sino que también pueden gestionarse energéticamente de forma más económica con más beneficios. Además del internacionalmente reconocido certificado LEED (Leadership in Energy and Environmental Design), otorgado por el Consejo Norteamericano de Edificios Verdes; el sistema británico BREEAM o el alemán DGNB, existen muchas otras iniciativas públicas y privadas tanto a nivel nacional como internacional.