Escrito por Comunicados

ARMAFLEX en el Empire State Building de Nueva York

Una vez más, Armacell, el fabricante de espumas técnicas ha demostrado que el aislamiento de espuma elastomérica Armaflex, instalado correctamente no necesita ser reemplazado y dura tanto como el propio conducto. Así lo pone en evidencia el Programa de Remodelación del Empire State Building de Nueva York llevado a cabo para potenciar el ahorro energético en todas sus áreas.

El Empire State durante décadas el rascacielos más alto del mundo y todavía el más famoso, celebró recientemente su 80º aniversario. En el año jubileo se llevaron a cabo exhaustivas obras de renovación, obteniendo el edificio la LEED Gold Certification for Existing Buildings. A través de este Programa de Remodelación, que costó aproximadamente 550 millones de dólares, se ha reducido el consumo energético del edificio en casi un 40%. Para ello, el edificio fue cuidadosamente examinado con el fin de identificar su potencial de ahorro energético en todas sus áreas. Desde sustituir las ventanas hasta renovar los sistemas de luz, modernizar los servicios del edificio o instalar sistemas individualizados de gestión energética. También se modernizó la tecnología de ventilación y aire acondicionado, y se sustituyeron los sistemas de ventilación con ventilador fijo por ventiladores de frecuencia variable para mejorar la eficiencia energética y la calidad del aire. No obstante no fue posible mejorar el recubrimiento de los conductos que años atrás se había realizado con AP Armaflex Duct Liner.

Protección fiable contra pérdidas energéticas

AP Armaflex Duct Liner siguió siendo la mejor opción, por lo cual no fue necesario reemplazarlo. El recubrimiento de los conductos con el material de aislamiento altamente flexible sigue ofreciendo una protección fiable contra las pérdidas energéticas. El material de célula cerrada contiene una “barrera del vapor incorporada”. No absorbe la humedad y el moho no le causa deterioro. Al ser un material elaborado sin polvo y sin fibra, no existe riesgo de que las partículas de fibra o suciedad penetren en la corriente de aire, lo cual causaría problemas de salud a los ocupantes del edificio.

Clima interior saludable

Los materiales Armaflex tienen protección pasiva contra microorganismos. Es más difícil que los microbios se asienten en la superficie lisa y sin poros del material elastomérico que en productos de fibra mineral de célula abierta, y no encuentran los nutrientes necesarios para crecer. Además, los productos que contienen aditivos Microban® activamente antimicrobianos, como la gama AP Armaflex, ofrecen protección activa a largo plazo contra bacterias y hongos.

El Empire State Building fija estándares. El rascacielos más famoso del mundo demuestra que es posible realizar proyectos de renovación a gran escala para aumentar la eficiencia energética que se rentabiliza en periodos razonables y que supone una excelente inversión.

Close