Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El presidente del Consejo Superior de Colegios Arquitectos de España (CSCAE), Lluís Comerón, se reunió el 24 de septiembre con el presidente del Consell Insular d’Eivissa,Vicente Torres, y con el alcalde de Sant Josep de Sa Talaia, Josep Marí, para tratar la protección de la Casa Van der Driesche como Bien Catalogado. El inmueble se encuentra precintado por el consistorio después de que su actual propietario tratara de demolerlo el pasado viernes.

El Consell Insular d’Eivissa había decretato tres días antes la suspensión de la ejecución de las obras de demolición de la vivienda, obra de los arquitectos Elías Torres y José Antonio Martínez Lapeña(ganadores del Premio Nacional de Arquitectura en 2016), para analizar el recurso de alzada interpuesto por el Col·legi Oficial d’Arquitectes de Balears (COAIB), representado en ambos encuentros con las autoridades por su decana, Marta Vall·Llossera, y el presidente de la Demarcació d’Eivissa i Formentera, Iván Torres.

Lluís Comerón destacó la “buena sintonía” con el Consell Insular d’Eivissa y con el Ayuntamiento de Sant Josep. “El valor de la casa Van Der Driesche está fuera de toda duda. Ahora hemos que encontrar la manera de preservarla. Esto nos pasa en todos los ámbitos. Tenemos una legislación tan compleja que muchas veces va contra los valores que todos perseguimos”, señaló el presidente del CSCAE, quien añadió que “con la defensa del valor de este inmueble estamos protegiendo aquello que nuestros hijos recogerán como patrimonio”.

Marta Vall·Llossera insistió en su reclamación de que todos los municipios de Baleares “dispongan de catálogos actualizados y que se revisen de manera permanente” y recordó que la Llei de Patrimoni Històric de les Illes Balears integra todos los bienes y valores de la cultura, además de interrelacionar los conceptos histórico, artístico y arquitectónico.

Iván Torres, por su parte, ofreció al Consell Insular d’Eivissa y al Ayuntamiento de Sant Josep de Sa Talaia la colaboración para ayudar a preservar la Casa Van der Driesche porque entre las tareas del colegio se encuentra la «defensa del interés general en la protección, conservación, enriquecimiento, fomento, investigación y difusión del patrimonio histórico».

El CSCAE lleva años trabajando para limitar la pérdida arquitectónica, especialmente en edificios del movimiento moderno y contemporáneo, que en el pasado ha hecho desaparecer obras de gran calado e importancia histórica y artística. “La protección de nuestro legado arquitectónico es uno de los pilares fundamentales para construir el futuro de nuestras ciudades”, según Lluís Comerón.

La pérdida irreversible de patrimonio arquitectónico contemporáneo está en el centro de un debate europeo sobre la ordenación de las ciudades. De hecho, 2018 ha sido designado como Año Europeo del Patrimonio Cultural, el cual tiene un valor universal para las sociedades.

El caso de la Casa Van Der Driesche, construida entre los años 1969 y 1973, es paradigmático de esta problemática. Tanto el COAIB como el CSCAE consideran que se trata de “uno de los edificios más significativos del movimiento contemporáneo español y es un bien de “máximo valor patrimonial”.