Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Arquitectos de la moda ha sido una jornada dedicada a la íntima relación que existe entre arquitectura y moda. En ella se ha realizado un amplio y pormenorizado recorrido por la simbiosis entre ambas disciplinas. El evento, patrocinado por ICONNO y JUNG, ha tenido puntos de encuentro bien diferenciados. El primero, ha reunido a medios por la mañana y a expertos por la tarde para reflexionar sobre los Encuentros y desencuentros entre arquitectura y moda, de la mano de la profesora de ISEM y arquitecta María Eugenia Josa. Asimismo, por la tarde los asistentes han escuchado los paralelismos y convergencias, gracias a la ponencia homónima de la arquitecta y diseñadora Marta Muñoz Martín.

El corolario ha sido la mesa redonda multidisciplinar Relación simbiótica entre Arquitectura y Moda, moderada por Marisa Santamaría, directora del Área Internacional de Tendencias del IED Madrid y periodista especializada en diseño y arquitectura. En ella han participado los arquitectos Julio Touza y Ángel Cordero, así como las diseñadoras Laura Ponte y las arquitectas y creadoras de la firma Zap & Buj, Elena Zapico y Raquel Buj, además del sociólogo, periodista y crítico de moda Pedro Mansilla.

El segundo punto de encuentro, e hilo conductor de toda la jornada, ha sido la exposición Templos de la moda. Se trata de una muestra que explora la relación entre la arquitectura y la moda. Dos disciplinas separadas por una fina línea que beben de las mismas aguas. De hecho, tanto es así que grandes modistos como Paco Rabanne, iniciaron sus andaduras creativas en el mundo de la arquitectura. Ambas especialidades se miran, admiran, observan y entienden. En ese entendimiento, hay diseñadores que encuentran su alter ego en un arquitecto, en su visión del espacio, de las formas… y deciden que sea él y no otro quien se encargue de dar forma al continente de sus propuestas, convirtiéndolas en verdaderos templos de moda, de su moda. Este es el caso, por ejemplo, de Armani con Massimiliano y Doriana Fuksas, de Dior con Christian de Portzamparc, de Givenchy con Cristina Castelli y Miguel Pallares (Piuarch). En el otro lado de la ecuación, hay arquitectos que se inspiran en las colecciones de los diseñadores como Portzamparc y la Flagship de Dior en Seúl: “Quería que el edificio representara a Dior, que entrara en resonancia con el trabajo de Christian Dior”, apunta el arquitecto. O también proyectos que se desarrollan mano a mano con el diseñador. Piuarch, por ejemplo, proyectó el Givenchy Flagship de Seúl codo con codo junto al director creativo de la firma francesa Riccardo Tisci.

Templos de la moda, que estará abierta al público hasta el próximo 15 de noviembre en Iconno (O’Donnell, 6), es una muestra de esa relación a través de 11 grandes proyectos arquitectónicos para las principales firmas de lujo del mundo; Chanel, Dior, Louis Vuitton o Hermes, entre otras, están presentes.

“Desde el primer momento”, explica José Miguel Simón, Interiorista y Director de ICONNO, “queríamos dar a conocer esta relación tan maravillosa que crea la arquitectura y la moda. Decidimos acercarla a través de la muestra ‘Templos de la Moda’, donde expertos y visitantes podrán disfrutar de las convergencias e influencias entre Arquitectura y Moda”.

Por su parte, Jesús García, responsable de estudios y Proyectos en JUNG señala que “nuestra marca apoya siempre iniciativas tan especiales como ‘Arquitectos de la Moda’. Trabajamos con y para arquitectos y nos ha parecido muy interesante acercar al público esta mágica unión”.

Arquitectos de la moda ha contado también con la colaboración de Kreon, Belux, Rimadesio y SieMatic.