Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Coincidiendo con el primer lunes de Octubre se celebra el Día Internacional de la Arquitectura o Día del Arquitecto. Fecha esta en la que  la UIA (Unión Internacional de Arquitectos), invita a reflexionar sobre el estado de los asentamientos humanos y el derecho fundamental a un alojamiento digno y en condiciones.

El lema  elegido para este año “Arquitectura… vivienda para todos”, propone dar visibilidad al papel que tiene la Arquitectura para lograr dar cumplimiento al objetivo número 11 de la Agenda de Desarrollo Sostenible propuesta por la ONU para 2030, el cual establece “hacer ciudades seguras, inclusivas y sostenibles”.

Bajo este lema, el colectivo de arquitectos quiere mostrar a la sociedad la labor esencial que llevan a cabo para hacer realidad un derecho universal, como es el acceso a una vivienda digna, y a su vez contribuir a la sostenibilidad de un planeta en el que más de mil millones de personas viven de manera precaria, unos por la situación de su lugar de residencia, en ocasiones carente de los servicios fundamentales y otros, víctimas de conflictos y catástrofes que desplazados y refugiados carecen incluso de un cobijo permanente.

La pretensión es presentar un plan que le garantice el acceso a una vivienda digna, asequible y sustentable con el medioambiente. Según datos de la misma ONU-Hábitat, se estima que para el año 2030, cerca de 3.000 millones de personas necesitarán tener acceso a una vivienda,  el 40% de la población del mundo.

Pero desde la UIA comentan que “la construcción de dichas viviendas también conllevaría una planificación en cuanto a servicios públicos, sobre todo en lo que respecta a sistemas de acueductos y saneamientos de las aguas servidas, así como una mejor infraestructura en las redes eléctricas de los países, para evitar la saturación y colapso del sistema eléctrico de cada nación”.

Estos números se agravan debido al enorme retraso que tienen muchos países en materia de vivienda, donde aproximadamente el 80% de la población vive de forma precaria que apenas cubren la necesidad de un techo, pero sin servicios públicos, ni brindan o una calidad de vida mínima. “En esta realidad se encuentran inmersos por lo menos 199,5 millones de personas en África subsahariana, 190,7 millones de Asia meridional, 110,7 millones de Latinoamérica y el Caribe y así sucesivamente en varias partes del mundo”, afirman.

Centrar la atención en la vivienda y en una propuesta factible que les permita a estas personas contar con un lugar al que puedan llamar hogar es la meta de los arquitectos este año, y hoy, 7 de octubre, presentarán sus propuestas delante de la ONU y de las organizaciones encargadas de dicha celebración en cada país.