Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Uno de los sectores en los que más ha incidido el auge del comercio electrónico (que, en España, ya supera los 30.000 millones de euros, según los últimos datos anuales publicados por la CNMC) es, sin duda, en de la logística y el transporte. En España ya son 19,4 millones los internautas que compran por Internet, según IAB, y uno de los aspectos que más se tiene en cuenta a la hora de hacer efectiva la compra son los plazos y las condiciones de entrega.

Es aquí donde el sector del transporte y la distribución cobra protagonismo y recibe responsabilidad, ya que, una vez confirmado el pago por parte del cliente, son los encargados de reducir los tiempos de espera y brindar una experiencia óptima. Por otra parte, uno de los problemas a los que se enfrenta este sector es al gasto de energía y al aumento de la contaminación derivada del flujo de furgonetas encargadas del transporte de paquetería y mercancías.

Teniendo en cuenta este contexto, ASSA ABLOY Entrance Systems, proveedor líder de soluciones de acceso automatizado para un flujo eficaz de mercancías y personas, ha lanzado al mercado su nuevo abrigo de cojines para furgonetas (también llamado van cushion shelter) que permite ahorros de energía de hasta el 50% en los centros de distribución gracias al efecto de sellado hermético de los cojines. Además, este mecanismo también mejora la eficacia en los procesos de carga y descarga, generando un entorno mejorado que, al eliminar los espacios abiertos entre la furgoneta y el muelle de carga, consigue una protección continua contra el clima, mejorando la climatización en el edificio y la seguridad en las instalaciones.

Esta solución se suma al lanzamiento de producto que la compañía sueca ha realizado recientemente, una gama de puertas seccionales que han supuesto toda una revolución para el mercado industrial por su alto rendimiento en materia de ahorro de costes y eficiencia energética, cumpliendo y excediendo los requerimientos en materia de eficiencia y sostenibilidad marcados por la Directiva de Eficiencia Energética de Edificios, incluida en el Plan de Kyoto, que empezará a implementarse en 2020.