Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Ubicado en la Plaza Mayor del municipio de Santa Marta de Tormes, Salamanca, este edificio tiene como punto de partida el espacio público representativo como elemento generador del proyecto. Su principal elemento es la creación de una plaza elíptica, ubicada en pendiente, con unos 42×35 metros de superficie. Esta tipología tiene unos antecedentes muy destacados en el campo del urbanismo histórico (La plaza San Pedro del Vaticano, y el Campidoglio en Roma o la Piazza del Campo en Siena), aumentando la tensión del espacio generado siendo rodeada la plaza por el edificio que se proyecta, reforzando este hecho la línea de cornisa creciente hacia los extremos. Una característica importante del proyecto es la interacción del espacio público-espacio edificio del tipo positivo negativo.
El Ayuntamiento abraza el espacio público lo que provoca, entre las distintas personas que acuden al edificio, la creación de un lugar de relación además de generar un ambiente de acogida. Cuenta con un cuerpo de altura variable, entre una y dos plantas, resolviendo así la pendiente continua hacia los extremos, este volumen se levanta sobre una planta baja con un soportal continuo. La forma final del edificio es el resultado de una operación geométrica sencilla, la intersección entre un cilindro elíptico con un plano inclinado.
La imagen principal del proyecto, que además unifica la imagen del edificio y garantiza la luminosidad hacia el interior del edificio, se encuentra en la fachada del cuerpo volado que corresponde con la plaza, con orientación norte y este, formada por un paño totalmente acristalada, protegida además por unas lamas verticales de hormigón prefabricado. Con respecto al resto de cerramientos se ejecutan con fábrica de ladrillo Klinker visto de color negro, esto le confiere un carácter masivo reforzando así el volumen, donde los huecos y las celosías cerámicas son los protagonistas.

Ver reportaje completo >>>>.