Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Hace ya un tiempo que en la arquitectura se está abriendo paso a nuevas tendencias, tanto a la vanguardia estética como al diseño y, sobre todo, a la sostenibilidad. Este desarrollo puede ir enfocado hacia los edificios, de tal manera que se convierten en un polo de modernismo y eficiencia energética, o buscar una innovación púramente arquitectónica donde se vislumbra un nuevo concepto de construcción.

A lo largo de estas páginas, Ione Ruete, Directora de Barcelona Building Construmat, Tomás Diez, Director del Fab Lab Barcelona y Areti Markopoulou, Directora Académica del Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña (IACC), nos van a describir la importancia que tiene la innovación dentro del sector de la arquitectura y cómo se favorece su desarrollo para mejorar la calidad de vida de los usuarios.

Innovación es sinónimo de cambio. ?En el mundo empresarial, la empresa innovadora es la que cambia, se transforma, se adapta, evoluciona, la que ofrece nuevos productos y procesos. Innovación es un término muy amplio y existe en todos los ámbitos (sociales, políticos, comerciales y empresariales), aunque en el ámbito de la arquitectura este concepto es cada vez más ambiguo?, destaca Ione Ruete, Directora de Barcelona Building Construmat. Además continúa indicando que se trata de una fórmula para generar diferenciación y valor, es aportar nuevas soluciones más allá de lo establecido que permitan recorrer un territorio inexplorado, bien por la propuesta formal, tecnológica, constructiva, funcional, por su carácter experimental, por su conciencia medioambiental?

Así, ?como en cualquier disciplina, la innovación es el paso importante hacia la evolución y la mejora de nuestro entorno, nuestra relación con el medio y nuestra calidad de vida. Hoy en día estamos frente a desafíos únicos como la urbanización masiva, el cambio climático, la crisis económica y social?, analiza Areti Markopoulou, Directora Académica del Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña (IACC).

En este sentido, detalla que en las próximas décadas, 1 de 2 personas vivirán en ciudades. ?Nuestras ciudades son el eje central de la actividad económica y social y a la vez la mayor causa de contaminación, uso excesivo de recursos, desigualdades y pobreza, por ello, la arquitectura tiene que poder responder a los desafíos actuales. En los próximos 15 años, debido a la creciente población del mundo, requeriremos un promedio diario de 100.000 viviendas (datos naciones unidas), es decir, innovar en las técnicas de construcción para poder construir de una forma más rápida y más sostenible es una necesidad crucial?. Además, continúa explicando que el histórico acuerdo de París de hace un año, con casi 200 países, se enfoca en medidas para mantener el aumento global de las temperaturas a un máximo de 1,5ºC. Es decir, innovar en la construcción o restauración para que nuestros edificios puedan generar más recursos de los que consumen, sus fachadas filtrarán el aire, o en sus terrados se generará comida y se reciclarán residuos, no es solo una gran idea sino una necesidad.

De este modo, Tomás Diez, Director del Fab Lab Barcelona asegura que la innovación ha sido un elemento fundamental en el proceso de construcción del hábitat humano a través de la historia. Dentro de la innovación es donde la arquitectura ha podido incorporar otras disciplinas que han hecho que evolucione la práctica de la misma, mejorando tanto los procesos como los resultados en nuestras ciudades, edificios y espacio habitable. Sin embargo, ?la innovación no debería ser usada como un fin en sí mismo, sino como un motor de mejora de calidad de vida de las personas, tanto en ciudades como en espacios naturales, es allí donde la arquitectura debería apostar por recuperar los valores humanos que la hacen una de las disciplinas más importantes y más relevantes para todos, por su efecto en cambiar entornos y por su impacto en el planeta?. Así, en su opinión, se puede innovar gracias a la investigación de nuevos materiales y productos o con la forma en la que se utilizan o colocan los materiales tradicionales. ?Gracias a la introducción de la digitalización y de las nuevas tecnologías se puede innovar mejorando la eficiencia y los procesos de trabajo. Esta sería la innovación tecnológica?.

Ver reportaje completo >>>>