Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La empresa alavesa Billares Sam, con más de 30 años produciendo billares y futbolines para el mercado europeo, ha decidido rehabilitar y ampliar la fábrica que tienen en Miranda de Ebro (Burgos). Para ello buscaron una solución estética que les permitera uniformar el exterior de las antiguas instalaciones con las nuevas, pero que a la vez les aportara un mejor aislamiento térmico para conseguir reducir el consumo de energía y mejorar el confort interior de clientes y trabajadores. Todo ello, además, sin tener que interrumpir la actividad diaria y habitual de la empresa durante la ejecución de obra.

La decisión fue la instalación de 1.044 m2 de paneles sándwich ISOCLASS de ISOPAN en la envolvente del edificio. Se trata de un panel aislante con doble revestimiento metálico con núcleo de poliuretano. El acabado exterior elegido fue gris metalizado, mientras que para el interior se optó por blanco pirineo. Esta solución para fachadas y paredes cuenta con un sistema de encastre machihembrado con fijación oculta para ofrecer una estética continua en el exterior. Según la nueva norma EN 14509 A.10, el panel sándwich ISOCLASS de 72 mm instalado en esta obra logra un coeficiente de resistencia térmica inferior a 0,34 W/m2 K. ISOCLASS dispone de una variada selección de colores y se puede combinar con otros paneles de ISOPAN como ISOPARETE PLISSÉ, ISOPARETE PIANO e ISOPARETE BOX.

Ficha técnica

Proyecto: Ampliación y renovación de fachada de una fábrica de Billares Sam.

Emplazamiento: Miranda de Ebro (Burgos).

Instalador: CCG-Cierres y Cubiertas Gasteiz SL.

Solución ISOPAN: Panel sándwich ISOCLASS en fachada.

Superficie de fachada: 1.044 m2.

Fotógrafía: Josema Cutillas.