Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El área Comercial e Industrial de Bosch Termotecnia, división perteneciente al Grupo Bosch, ha participado con éxito en una solución que permite reducir el gasto energético del nuevo Hotel Iberostar Paseo de Gracia. De esta forma, continúa su apuesta por la implantación de proyectos que promueven la sostenibilidad.

El hotel, ubicado en el emblemático edificio de la Plaza de Cataluña, necesitaba una solución que justificase el cumplimiento de la normativa vigente (DB-HE4 del Código Técnico). Para ello, el área Comercial e Industrial de Bosch ha suministrado un conjunto de dos calderas de condensación modelo Logano plus GB312 D de 240kW cada una.

Adicionalmente se ha instalado un equipo de microcogeneración de alta eficiencia Altare Smartblock 50 que produce de forma simultánea 50 kW eléctricos para autoconsumo y 100 kW térmicos para la demanda térmica base del hotel. Un equipo instalado en un espacio cerrado y compacto de 12m2, que está controlado y monitorizado por el sistema EXEON que asegura una operación eficiente y fiable.

Con esta solución conjunta, ejecutada en un único equipo rooftop e instalada en la azotea, se consiguen alcanzar altos niveles de eficiencia en la producción conjunta y simultánea de electricidad y calor para la calefacción, agua caliente sanitaria y piscina del edificio.

La caldera Logano plus GB312 D, destaca por sus bajas emisiones ya que cuenta con unas emisiones contaminantes muy bajas (NOx<45 mg/kWH y CO<15mg/kWh). Además, equipada con el sistema de regulación modular Logamatic EMS, se puede combinar con regulaciones de la serie Logamatic 4000 para ampliar sus posibilidades de control de circuitos de calefacción y ACS.

Las dos calderas empleadas en el Hotel Iberostar, fabricadas con un cuerpo de Aluminio-Silicio, montan quemadores cerámicos de premezcla de acero inoxidable que están gestionados por un controlador digital de combustión “SAFe”, que facilita el fácil diagnóstico en la resolución de fallos en caso de averías y vigila la calidad de la llama, así como las seguridades de sondas de temperatura y presión del agua del circuito primario.

Además, gracias a su funcionamiento silencioso (de máximo 55dB), el fácil acceso a los principales componentes y a la posibilidad de realizar un mantenimiento frontal, esta caldera se convierte en la elección perfecta para espacios reducidos.

Con estos equipos se llega a conseguir rendimientos estacionales de hasta el 109% y emisiones de temperatura de gases de escape entre 20 y 30 ºC por encima de la temperatura de retorno. Además, cuentan con un ventilador modulante que asegura un reducido consumo de energía eléctrica gracias a la regulación del número de revoluciones.

Con esta nueva instalación modélica, Bosch se consolida como una de las marcas de referencia para instalaciones termoeficientes en grandes edificios aportando una tecnología innovadora, con el objetivo de reducir el consumo de energía, como el impacto medioambiental.