Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Está compuesto por un panel rígido de aislamiento de lana mineral de altas prestaciones térmicas y acústicas que lleva adherida una placa de yeso laminado. 

Una de sus principales ventajas es la rapidez y facilidad de instalación que permite mejorar el confort y aislamiento de las estancias en un tiempo mínimo, ya que se trata de un sistema de trasdosado directo -sin albañilería-, que se aplica sobre la pared interior de la vivienda. Un producto especialmente indicado para rehabilitación, que garantiza el máximo aprovechamiento del espacio disponible. También resulta ideal para obra nueva. 

Isover ha optimizado las dimensiones del panel a 2,60 metros de alto para que se adapte a la altura entre forjados de las viviendas españolas, así, no es necesario cortar el producto, evitando desperdicios. 

Las lanas minerales promueven el ahorro energético por estar fabricadas con más del 65% de vidrio reciclado en su composición. Por su carácter inerte, no pierde propiedades con el tiempo y repele el alojamiento de microorganismos en el interior de las paredes de nuestras viviendas. 

Gracias a sus excelentes prestaciones térmicas y acústicas, se mejora un 68% la resistencia térmica de la fachada y se reducen las transmisiones por ruido aéreo en 17dBA, (datos estudiados según vivienda estándar en España).