Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Durante este último período de presidencia del CSCAE, ¿se han cumplido las expectativas que tenía? ¿Qué conclusiones se pueden sacar?

Se han conseguido muchas de las expectativas, pero nadie podía esperar que fuera un período tan conflictivo desde el punto de vista legislativo o social, incluso desde el punto de vista de la crisis. Este período ha sido mucho más tenso de lo que cabía maginar cuando hicimos el programa para presentar la candidatura en 2002: se ha aprobado el CTE, se ha cambiado el RITE, se han aprobado leyes de suelo nacionales y autonómicas, documentos de acústica, de accesibilidad o de patrimonio… Todo esto se ha sumado al proceso de reforma en lo que se refiere al título y después a la crisis económica, y luego a la “Ley Paraguas” y a la “Ley Ómnibus”, que afectan a la estructura misma de los Colegios.

Una de la principales preocupaciones de estos últimos años es el Plan Bolonia. ¿Considera a ésta la mejor solución para armonizar la educación superior entre los países europeos?

Para el caso de los arquitectos ha sido satisfactorio, porque el grado se ha otorgado con las atribuciones y con la carga lectiva que tenía. Lo que pasa es que España…