Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Vidas paralelas: Arquitectos por la ETSAM desde 1977, asesores y miembros del COAM, profesores asociados de la ETSAM y socios en ejercicio; pero … ¿Rubio es para Álvarez-Sala, lo que Álvarez-Sala es para Rubio?

Enrique.- Lógicamente no, si la pregunta se refiere a que las capacidades sean iguales, a que las responsabilidades sean iguales, a que el carácter sea el mismo. A lo largo de los años cada uno ha ido asumiendo más responsabilidad en aquello para lo que está mas dotado. Años de relación profesional solo son posibles si las capacidades son en algunos aspectos complementarias y el respeto evita competencias sistemáticas en los mismos campos. Pero lógicamente sí, si a lo que se refiere la pregunta es a compartir las responsabilidades que asume el otro, a la confianza o al apoyo, también en lo que se refiere a la visión de lo esencial de la profesión o incluso de la vida. Las asociaciones nunca son perfectas, pero se pueden aproximar mucho. Edificios para oficinas, polideportivos,viviendas, urbanismo, rehabilitación… desde vuestra dilatada experiencia, ¿qué es mejor para un profesional, la arquitecturamultidisciplinar o la especialización como disciplina? Enrique.- Pensar en arquitectura es en si mismo una forma especializada de pensar, ser arquitecto es en si mismo una especialización. El proceso mental con el que se enfocan los proyectos es recurrente y sin embargo eso no significa que el proyecto deba ser sistemáticamente el mismo o parecido. Cuanto más variados sean los proyectos que se aborden más interesante será el resultado del siguiente proyecto. En ese sentido es muy saludable la variación de temas en el trabajo de un estudio, el estudio se nutre con ello. Nuestro estudio ha proyectado edificios con programas muy distintos, también en situaciones sociales y económicas muy distintas, para muy distintos clientes y en muy distintos entornos. Esto nos ha enriquecido, nos ha formado y de alguna forma nos ha hecho mejores especialistas. La variación no evita la especialización, lo que evita es la monotonía. Carlos.- A veces pienso que nuestra actividad tiene algo que ver con la del jugador de ajedrez, jugando un campeonato de simultáneas. Tanto el jugador como el arquitecto, cada uno en su disciplina, deben poner su máxima concentración y talento para responder de forma diversa a diferentes requerimientos, que se encuentran en distintas fases del proceso, en un lazo de tiempo muy corto y sin posibilidad de error. El conocimento la intuición e incluso la improvisación juegan un papel muy importante en la consecución del éxito. Diseñar uno de los edificios mas altos de España -la torre Sacyr- Vallehermoso- ha supuesto para el estudio Rubio& Álvarez-Sala…

Ver reportaje completo >>>>