Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

¿Qué opina espegel-fisac arquitectos sobre la coyuntura del sector?, ¿qué encuentra de positivo en todo esto?

Como toda crisis, en definitiva todo cambio, produce modificaciones en los comportamientos y rutinas, tanto en la Arquitectura como en cualquier otra cuestión. Para nosotras ha supuesto trabajar en otros países de Europa. Gracias a ello hemos ganado un concurso en Roma y otro en Viena. O sea que sí, muy positivo.

En su opinión, ¿ha habido un cambio de hábito en la demanda arquitectónica? ¿En qué se diferencian los proyectos residenciales que se realizaban con anterioridad a la crisis de las últimas propuestas?

Desde luego se han producido cambios notables. Hemos pasado de una sociedad de la abundancia a otra más medida en la que el consumo, sobre todo energético pero no sólo energético, se medita y se estudia con más rigor. Asistimos a un cambio en los proyectos. Ya no se van a construir tantas viviendas; miraremos hacia lo que ya hay. Barrios residenciales enteros serán objeto de revisión y de revitalización, tanto de las viviendas como de la ciudad que proponen.

En este sentido, ¿cree que ha habido un cambio de hábito en la demanda arquitectónica que prioriza el diseño sostenible por encima de otros valores?

Naturalmente. Desde los años 70 se habla de crecimiento sostenible, pero hacía falta parar a pensar. La crisis ha supuesto eso; una parada para pensar. Sería una pena no aprovecharla y caer en los mismos errores, lo cual no es descartable.

Y, desde su punto de vista, ¿qué principales valores debería primar cuando se proyecta un edificio de viviendas? (funcionalidad, ecoeficencia, sostenibilidad, precio, relaciones humanas…)

El problema de la vivienda es el gran problema de la arquitectura. Todas las variables deben ser tenidas en cuenta desde el momento inicial, cuando se inicia el proyecto. Son los ingredientes, como lo son las ordenanzas, las limitaciones del solar o la fecha en la que se realiza el trabajo. Todo es proyecto. ¿Qué debe primar? Todo lo que hace que sea un lugar para que el ser humano viva mejor.

¿Cómo debe relacionarse una vivienda social con el entorno (ciudad)? Y, ¿con sus usuarios? ¿Qué pasos se deben analizar?

Una vivienda social y todas las viviendas del mundo deben relacionarse con el medio, con la ciudad. La ciudad se construye con viviendas y el espacio público que generan. Eso es la ciudad. Y es el tejido residencial lo que construye lo urbano, la base de todo.

Ver reportaje completo >>>>