Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Que la cerámica cada vez está más presente en la decoración de interiores es un hecho. Las ventajas que presenta frente a otros productos, la convierten en una opción cada vez más elegida.

Pero las posibilidades del porcelánico no acaban en suelos y paredes. Su versatilidad se eleva exponencialmente, y es que ahora la tendencia ya no es el dónde, sino el cómo. Las colecciones cerámicas se han convertido en objetos decorativos per se.

El Mix& Match es una tendencia que apuesta por la mezcla libre. Mezcla de materiales y de estilos, pero también de texturas, colores y formatos para crear combinaciones de lo más diversas. Y es en esta corriente donde surge la creación de piezas de mobiliario únicas a través de colecciones cerámicas.

Los porcelánicos se unen con el objetivo de ser los protagonistas a través de la creación de muebles que se mimetizan con las estancias pero aportan un toque de distinción.

Bañeras revestidas con pavimento cerámico, hornacinas cerámicas que hacen las veces de estanterías, mesas de restaurante hechas con mosaicos, bancos, cabeceros o incluso mostradores, son sólo algunas de las posibilidades que esta corriente decorativa propone. Las opciones, son ilimitadas.