Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las propuestas de los jóvenes arquitectos premiados han destacado por romper con los esquemas y formas tradicionales caracteríticos de balaustradas o muros de la costa este peninsular y que predominan en la arquitectura mediterránea.

En este sentido, la finalidad de los organizadores y colaboradores del concurso – CEMEX, la UPV y los fabricantes de materiales de construcción – es dar un paso más e innovar en un sector que se ha mantenido fiel a los diseños tradicionales durante años. Según señala, Jaime Isla, director delárea de Cemento Blanco de CEMEX, “la idea es poner de manifiesto que es posible conjugar tradición y vanguardia. Tal y como llevamos demostrando año tras año, la cantera valenciana de arquitectos tiene mucho potencial, tanto, que las empresas del sector tienen interés en conocer los proyectos e incluso en algunos casos de llegar a acuerdos con los estudiantes para materializarlos y comercializarlos”.

Así, Susanne Cierniak y Tran Thanh Minh Nguyen, ganadoras de la segunda edición del concurso, llegaron a un acuerdo con la firma de arquitectura Escofet y en la actualidad el diseño de su banco está integrado en el catálogo de esta firma de arquitectos. “De hecho, en la misma UPV hay varios de estos bancos distribuidos por el campus”, ha señalado Isla.

La Cátedra se ha convertido en un referente de innovación y detección del talento. La calidad de las propuestas marca en cada edición un listón que cada vez más alto. Según Isla, “desde la organización hemos impulsado la carrera de muchos estudiantes y nuestro objetivo es conseguir lo mismo con alguno de los proyectos presentados este año a concurso”.

El récord de participación registrado en esta edición, junto a la calidad de los cinco proyectos finalistas, ha sorprendido a un jurado profesional formado, entre otros, por los prestigiosos arquitectos españoles Juan de Otegui y Telleria y Luis Carratalá Calvo. El jurado lo completa Vicente Más, arquitecto y director de la Cátedra Blanca y de la ETSA de Valencia, Jaime Isla, director delárea de Cemento Blanco de CEMEX, Jorge Torres, director de proyectos arquitectónicos de la UPV y dos representantes de la delegación de alumnos de la universidad.

Jóvenes promesas

El primer premio valorado en 2.000 euros, ha recaído sobre Violeta Orero por su proyecto ‘8 en 1’ y sobre Francisco Javier García por su proyecto ‘Ele-Mental’ . El segundo reconocimiento valorado en 1.000 euros también se ha dividido entre dos proyectos: ‘Ángulos’ de Remus Mihai y ‘Pixel’ de Eduardo Huerta. Finalmente, Alexandre García se ha hecho con el tercer premio valorado en 500 euros.