Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El barrio de Sant Cosme, en el Prat de Llobregat, tiene sus orígenes en 1964 como polígono de promoción pública de viviendas. La provisionalidad de la construcción fue una de las causantes de su profundo y rápido deterioro lo que, junto con la falta de equipamientos y la insuficiencia viaria, forzó la movilización vecinal e institucional local, que finalmente llevó a la realización de una remodelación del barrio, que fue iniciada en el año 1978. Esto se convirtió en un proceso singular ya que ha sido el único barrio de Cataluña que se ha remodelado totalmente.

Por todo ello, se llevó a cabo el proyecto de ampliación y reforma del actual Centro de Asistencia Primaria (CAP) Dr. Pujol y Capsada, para adaptarlo a los nuevos requerimientos del programa funcional. En este sentido, el proyecto consiste en el reciclaje de un edificio que se encuentra en uso pero muy deteriorado, y que se pretende adaptar a las necesidades actuales de los nuevos centros de atención primaria.

El centro asistencial original fue construido alrededor de 1980, con una superficie de 1.400 m2, y se concibió como un volumen unitario que, en la actualidad, con la reforma y la ampliación de 3.000 m2 se ha convertido en la cabeza de un nuevo organismo mucho mayor, que adopta una forma de espina de pescado, con una sucesión de patios y volúmenes que garantizan la iluminación y ventilación de los espacios, así como una correcta separación entre las diferentes especialidades de medicina.

Así pues, el nuevo edificio se plantea en un esquema de peine, con un corredor de servicio y patios entre franjas de programa y salas de espera. La configuración es modular, de esta manera, se ofrecen las máximas posibilidades de flexibilidad y adecuación de cada franja en función de los usos destinados.

Por otro lado, la rehabilitación del edificio existente mantiene la tipología de corredor central con el programa distribuido a ambos lados.

Vinculado al acceso principal desde la plaza, en el edificio reformado, se sitúan la recepción de todo el centro y elárea administrativa y, próxima a una entrada secundaria pero con la posibilidad de acceso directo a las ambulancias, se vincula la rehabilitación y los vestuarios. De igual modo, se plantea una comunicación con el CASD, que ya había sido reformado. En la ampliación, la primera franja, próxima a la entrada se sitúa la Atención Continuada, las dos siguientes bandas son para la Medicina General y la última es Pediatría.

Con respecto al programa, en el edificio reformado se sitúa el Área de Salud Mental en el extremo inferior y, por otra parte, con un acceso independiente se organiza el CDIAP y el personal del centro. Mientras, en la ampliación, las franjas se distribuyen, en gran parte, por elárea de las consultas como Salud Sexual, Área Polivalente, Educación Sanitaria y Servicios Sociales.

Ver reportaje completo >>>>.