Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Un muro en talud, construido en piedra autóctona delimita el partí geométrico y el recinto, ayudando a entregar el plano horizontal superior de la plataforma con la topografía natural, al tiempo que alberga en su interior, iluminados por patios y brechas en el muro, el programa complementario del Hammam, el gimnasio y las diferentes salas, así como las instalaciones, almacenes, entradas de servicio y los accesos a la plataforma superior. Sobre esta plataforma, en planta cuadrada, de 40 x 40 m, con el eje en diagonal norte – sur, orientación de la mezquita azul de Estambul, se construye una estructura de pantallas, jácenas en ménsula y pilares de hormigón que constituyen el esqueleto del edificio. Un gran alero de 6 m protege el nivel de planta baja en la sombra, actuando de porche y espacio intermedio entre interior y exterior. Sobre él, un intercolumnio de pantallas y pilares remata junto a los grandes lucernarios el edificio contra el cielo. En el interior un gran atrio excéntrico a doble altura, se convierte en el corazón del edificio, lugar de exposición, encuentro y celebración. Las diversas estancias: comedor, sala, biblioteca, cine, salas de reunión, envuelven en planta baja el gran atrio, así como en la planta superior, lo hacen las habitaciones, los espacios de dirección o reunión y las oficinas que completan el programa.

Ver reportaje completo >>>>.