Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

¿Fue el Conservatorio Superior de Música de Baleares (Primer Premio del Concurso Nacional de 1996) la definitiva plataforma de lanzamiento del estudio Coll-Leclerc Arquitectos? Pasada ya más de una década desde su inauguración ¿cómo lo ha entendido la población?

El Conservatorio es el segundo concurso ganado por nuestro despacho muy poco tiempo después que el polideportivo de Sant Just Desvern, 2 concursos de ideas de los de “antes”, de los que se añoran. Del Conservatorio se construyó 2/3 del edificio quedando pendiente la Escuela Superior de Arte Dramático. El edificio revitalizó el barrio, generó todo un comercio musical y de servicios alrededor y en su auditorio de 500 plazas (un tamaño que no existía en Palma) se han realizado actos públicos a diario.

Su dimensión pública y urbana es innegable. Con más de 1.000 alumnos matriculados, el éxito ha obligado a la consejería a plantearse en diversas ocasiones su ampliación.