Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Los radiadores son un elemento imprescindible en la gran mayoría de hogares y más ahora que con la llegada del invierno cobran un especial protagonismo. Sin embargo, para muchas personas resultan un tanto antiestéticos y más aún con el paso de los años, pues tienden a oxidarse y descascarillarse.

Pinturas Blatem, en su compromiso por ofrecer una solución específica a cada problema, ha desarrollado un esmalte para radiadores con el que evitar que estos presenten un aspecto envejecido y antiestético. Este novedoso producto es un esmalte al agua que sirve para la renovación de estos aparatos calefactores, al mismo tiempo que los protege del paso del tiempo.

Frente a otras pinturas que están pensadas para todo tipo de superficies, el esmalte Radiadores de Blatem ha sido específicamente diseñado para aplicar sobre este tipo de aparatos, por lo que ofrece la resistencia y prestaciones idóneas en estas complicadas superficies.

Ventajas de usar el esmalte Radiadores de Blatem

El esmalte radiadores de Blatem es muy fácil de utilizar y tiene muchas ventajas, entre las que se encuentran las siguientes:

  • Se puede aplicar directamente sobre el soporte (hierro)
  • Seca bien y rápido
  • Es inodoro
  • Es de fácil aplicación
  • Cubre a la perfección toda la superficie
  • Es resistente al calor (hasta 80ºC en continuo)
  • Está especialmente indicado para radiadores domésticos de calefacción por agua, así como para tuberías de agua
  • Está disponible en color blanco satinado (envase de 750 ml.)

Cómo usar el esmalte radiadores de Blatem

El proceso de pintar estos aparatos con el esmalte Radiadores de Blatem es muy sencillo y puedes hacerlo tu mismo en tu propia casa. Se divide en cuatro pasos:

  1. Preparar la superficie: Primero hay que eliminar la suciedad de los radiadores dejándolos libres de polvo y óxido. Para ello lo mejor es pasar un paño húmedo con un poco de jabón y después secar toda la superficie. Si se puede lijar el radiador, el resultado final será mucho mejor. Es muy importante que antes de empezar a pintar te asegures de que los radiadores están apagados y fríos.
  1. Primera capa de esmalte: Para comenzar a pintar hay que dar una primera mano de esmalte sin diluir con una brocha o bien con un rodillo. En cambio, si el esmalte se va a aplicar con pistola, entonces será necesario diluir un 10 o 20% con agua. A la hora de pintar, intenta seguir siempre la misma dirección en las pasadas (preferiblemente en vertical) para que al finalizar no queden marcas.
  1. Segunda capa: Tras la primera mano de pintura, hay que dejar que se seque entre 18 y 24 horas. Después habrá que repetir todo el procedimiento anterior para aplicar una segunda capa por toda la superficie. Si es necesario se puede dar una tercera pasada, siempre respetando los plazos de tiempo anteriores para que el esmalte tenga tiempo suficiente para secarse.
  1. Tiempo de secado: Antes de poder volver a encender los radiadores, hay que esperar al menos 24 horas para que el barniz se asiente bien. Tras este periodo de tiempo estarán como nuevos y listos para utilizar.

El Esmalte Radiadores de Blatem es una muestra más de la apuesta que la compañía valenciana hace por la innovación y el desarrollo. Tal y como afirma su eslogan, ‘Evolución Constante’, Pinturas Blatem actualiza año tras año su catálogo de productos con el fin de ofrecer a sus clientes los artículos y soluciones más novedosas del mercado.

Además, su compromiso con la calidad y la seguridad en los productos que fabrican, han convertido a Blatem en un referente dentro del sector, granjeando la confianza de los consumidores más exigentes.