Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El horno de Toral de los Vados estuvo activo nueve meses el año pasado, durante los que produjo 667.000 toneladas de clínker, producto intermedio en la fabricación del cemento. Respecto a la producción prevista para 2015, los responsables de la fábrica son cautelosos. “Esperamos una cifras similares a las del año pasado. El consumo de cemento depende la reactivación del sector de la construcción que está aún por llegar”, ha declarado Jaime Santoalla, director de la planta.

Debido a la caída de la demanda de cemento, tanto en obra civil como en edificación, Cementos Cosmos ha redoblado su apuesta por las exportaciones. Una quinta parte de la producción de 2014 se envió a Brasil, Haití y Ghana. Esta estrategia será una apuesta en este ejercicio si la demanda del mercado doméstico continúa a la baja. “Es difícil prever cuándo se concretarán las oportunidades de exportar, pero seguimos trabajando para potenciar nuestra proyección internacional y de esto modo paliar la atonía del mercado doméstico”, señala Santoalla.