Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Durante los últimos años, el cuarto de baño ha ido cobrando protagonismo en los hogares. Ha dejado de ser simplemente un lugar para el aseo e higiene personal, para convertirse en un espacio donde pasar tiempo y estar con uno mismo.

Sin embargo, por nuestro ritmo de vida, no siempre disponemos de ese tiempo y no le damos la importancia y valor que tiene para nosotros mismos.

Estos días, en los que nos toca estar en casa, son un buen momento para dedicar tiempo a aquellas cosas que normalmente o no hacemos, o hacemos de forma automática y rápida, como el autocuidado y el bienestar físico y mental.

Por todo ello, desde Laufen os queremos ofrecer una serie de recomendaciones que os pueden ayudar a mantener ese equilibrio, bienestar y armonía entre cuerpo y mente:

Relájate y dedícate tiempo a ti mismo: el cuarto de baño es el espacio del hogar donde empezamos y terminamos cada jornada. Estos días, en los que todos tenemos que permanecer en casa, y ésta se ha convertido en nuestro lugar de trabajo, el cuarto de baño es seguramente el único lugar que nos permite desconectar. Disfruta, por ejemplo, de un baño relajante con música antes de irte a dormir, hidrata tu cabello con una buena mascarilla, cuida tu piel… Todo ello puede contribuir al bienestar espiritual.

Mantén tus rutinas matinales: para sobrellevar mejor el confinamiento en casa, es fundamental mantener nuestras rutinas diarias, incluidas, por supuesto, las relacionadas con el cuidado personal. El cuarto de baño es mucho más que un lugar donde darte una ducha rápida por las mañanas. Ahora que toca estar en casa, aprovecha y dedícales más tiempo a estas rutinas. Disfruta sin prisas de una buena ducha al despertar, sin las prisas habituales de cuando tenemos que salir corriendo al trabajo.

Cada detalle cuenta:  igual que le dedicamos tiempo a la decoración del salón o la habitación, es buen momento para hacer algún cambio a nuestro cuarto de baño sin necesidad de salir de casa. Tan solo es necesario incorporar o modificar algún detalle o accesorio para darle un aire nuevo: colocar un cesto con jabones, unas velas, … Todo cambio es estimulante, ayuda a mantener un buen estado de ánimo y, por lo tanto, a nuestro bienestar.

Disfruta de los productos de baño y ponte cómodo: los baños relajantes son, sin duda alguna, la mejor opción para terminar estos días de confinamiento. Hoy en día tenemos a nuestra disposición una amplia gama de productos para hacer de nuestro baño el mejor momento del día. Bombas de baño, sales marinas, productos de aromaterapia, mascarillas hidratantes para la cara durante el baño y crema hidrante para después de este… Un complemento perfecto a la bañera exenta es un cojín que aporte confort a este momento. Elije aquellos que te van a acompañar en este ritual y tenlos todos al alcance de tu mano para disfrutar del mejor momento del día con un buen libro, música relajante o, incluso, una copa de vino.