Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Cube berlín es un llamativo edificio de oficinas de 11 plantas situado en Washington Platz, en el distrito urbano Europa City de Berlín. Esta estructura de 19.000 metros cuadrados, elaborada por CA Immo, es un excelente ejemplo de cómo un diseño arquitectónico innovador puede combinarse con éxito con los complejos requisitos técnicos (estructurales y de eficiencia energética) de un edificio “inteligente”.

Diseñado por 3XN Architects de Copenhague, cube berlín destaca por su fachada de doble piel ventilada totalmente acristalada, integrando el edificio en el entorno que le rodea. La extraordinaria fachada, diseñada a medida, no solo respeta la estética demandada por el arquitecto, sino que también cumple con las prestaciones de eficiencia energética requeridas.

Gracias a la combinación de vidrios utilizada en la fachada totalmente acristalada, la estética resulta atractiva a la vista, reflejando el entorno del edificio por todos los lados y cambiando su apariencia de forma dinámica, dependiendo de ángulo de visión, el clima y la hora del día. La fachada dinámica está compuesta por una piel interior que envuelve el edificio con un diseño triangular. Los puntos de acceso se distribuyen a través de una serie de aperturas articuladas en las cuatro orientaciones de la piel exterior y en múltiples plantas.

Torben Østergaard, socio de 3XN y arquitecto en el proyecto comenta: “nuestra idea original era esculpir el edificio, para que entrara en diálogo con el espacio urbano, los edificios colindantes y la vida en Washington Platz… Con el objetivo de hacer que el edificio funcionara como una escultura en la plaza, buscamos un vidrio reflectante que hiciera énfasis en la superficie a la vez que reflejara visualmente el entorno…

Otro elemento importante del diseño fue maximizar la luz natural para los ocupantes del edificio. Como indica Torben Østergaard: “como el pavimento es bastante oscuro, elegimos una fachada totalmente acristalada, no solo para conseguir las mejores condiciones posibles de luz natural, sino también para permitir esa sensación especial de los ventanales que van de suelo a techo, ofreciendo espléndidas vistas al exterior.”

Eficiencia energética

Además de por su impresionante arquitectura, el proyecto también destaca por su alto nivel de compromiso con la sostenibilidad medioambiental, con un consumo de energía bajo en comparación con los edificios tradicionales de oficinas. La fachada ventilada de doble piel fue un factor crucial. Al tiempo que proporciona luz natural, la fachada también ofrece una protección eficiente contra la radiación solar, permitiendo a su vez que los ocupantes se beneficien