Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El invierno ha llegado y con él las ganas de redecorar nuestros hogares para darles ese toque acogedor tan buscado. Además de diseñar nuestra casa en función de nuestro estilo y gusto, existen ciertas recetas decorativas para darle un plus de confort a través del diseño.

En esta ocasión, Grespania va a darnos algunas deco ideas que aportarán calidez al ambiente.

La Madera Como Sinónimo de Casas Acogedoras

La elección del material es una de las decisiones clave a la hora de crear un ambiente acogedor lleno de calidez y encanto. La madera porcelánica es la elección más segura y funcional para disfrutar de la calidez y naturalidad de la madera creando una atmósfera de lo más hogareña. Un material de alta calidad y diseño cuyo fácil mantenimiento y resistencia hace que se pueda colocar en cualquier estancia de la casa.

Las opciones dentro de este tipo de diseño son infinitas.  Desde los colores – en tonos claros como el roble y el alerce o de estilo más sobrio como el nogal – , hasta el juego con las diferentes formas geométricas. Superficies ricas en texturas, matices y tonalidades que se adaptan a cualquier tipo de necesidad estética.

La versatilidad y resistencia del material permite trasladar esta estética a suelos, paredes, muebles e incluso encimeras de cocina, haciendo extensible la calidez natural de la madera a toda la vivienda.

Usa la Luz Para Un Ambiente Acogedor

La luz natural es uno de los elementos decorativos que más puede ayudarnos a la hora de crear casas acogedoras. La gestión de todos los focos de luz natural es primordial para dar calidez a las estancias y dotarlas de una buena luminosidad.

El uso de luz artificial también es una herramienta muy útil para hacer de nuestra casa un remanso de tranquilidad y acogimiento. Tanto si no dispones de muchas fuentes de luz natural como si quieres conseguir ese efecto envolvente propio de ambientes cálidos también en la oscuridad de la noche, existen infinidad de opciones que te ayudarán a conseguirlo.

Una de las alternativas que gana adeptos año tras año es la incorporación de luz regulable. Esto nos permitirá cambiar el ambiente según el uso que queramos darle. 

Otra de las opciones disponibles y muy socorridas para diseñar casas acogedoras es la utilización de leds en zonas puntuales del mobiliario. Colocarlas debajo de las baldas de una estantería o de los muebles de la cocina aportarán calidez, logrando un efecto acogedor y funcional al mismo tiempo. La disponibilidad de diferentes estilos y tamaños nos permitirán dotar de la luz necesaria en puntos específicos de un modo tenue y sumamente agradable.

La Importancia de los Colores Claros y Neutros

Tal y como os contamos anteriormente en nuestro post sobre cómo maximizar los espacios del hogar, los colores claros vuelven a ser un recurso clave, en este caso para crear casas acogedoras.

Los tonos tierra, beige, cremas y nude son fundamentales en ambientes confortables. Su uso en paredes, techos, mobiliario y textiles es una vía para transmitir confort y que, además, nos permita jugar al contraste con aquellas tonalidades más oscuras. También a través de las texturas de los materiales podemos dar más sensación de calidez. El terciopelo o la piel son los textiles que marcan la tendencia de este invierno en decoración de casas acogedoras.

Tampoco debemos renunciar a los colores más oscuros si van más con nuestro estilo.  En este caso, debemos estudiar la disposición de los muebles y crear una iluminación indirecta con la que resaltar alguna zona o mobiliario como os enseñamos en el punto anterior. De esta forma conseguiremos crear una atmósfera íntima, relajante y muy agradable.