Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Uno de los puntos más importantes en la nueva normalidad es la limpieza de los espacios públicos, como por ejemplo los bares, hoteles, centros comerciales, aeropuertos o estaciones de trenes. La higienización con ozono es un método muy eficaz para combatir el coronavirus, pero se tiene que hacer siguiendo unas pautas adecuadas para no dañar la salud. La multinacional líder en los campos de la tecnología médica y de seguridad Dräger ha elaborado una guía específica con soluciones de seguridad para todos aquellos profesionales que realicen estos trabajos.

El fabricante presenta dos tipos de trajes para que los profesionales lleven a cabo las tareas de limpieza. Por un lado, el traje químico de uso limitado SPC 4400, que ofrece una protección fiable frente a partículas, ácidos inorgánicos concentrados y sustancias alcalinas y resistentes a gran cantidad de productos químicos líquidos orgánicos. Son ligeros y cómodos de usar y están clasificados como tipo 3, 4, 5 y 6.

Por otro lado, el traje químico reutilizable SPC 4800 (CLF), especialmente recomendado para trabajos de limpieza y desinfección con ozono. Su nuevo e innovador diseño es más flexible para facilitar el acceso a espacios reducidos.

Para aplicaciones de desinfección, donde se requiere un equipo respiratorio sencillo, robusto y fácil de utilizar, Dräger recomienda la utilización del conjunto PAS® Lite, que combina fiabilidad con comodidad y rendimiento.

Además, la compañía ha desarrollado el casco HPS 7000 Blanco, que se caracteriza por incorporar nuevos estándares con su diseño innovador, dinámico y futurista. Su sistema de ajuste y sus componentes ergonómicos lo convierten en una solución multifuncional. Proporciona una protección óptima durante todas las tareas de desinfección.

Para la medición de los niveles de ozono, Dräger recomienda el Pac® 8000 O3, un detector en continuo para el calibre rápido y fiable de ozono en procesos de desinfección. Presenta un diseño robusto y ergonómico de fácil manejo; una pantalla con toda la información importante, con registro de eventos y/o datos; alarmas visual, sonora y vibración; y un gran rendimiento con el sensor XXS, para la medida en el rango del VLA.

También tienen disponible el Dräger X-am® 5100 H2O2, un detector en continuo para la medida rápida y fiable del peróxido de hidrógeno H2O2 en procesos de desinfección: diseño compacto, resistente y muy ligero; medición fiable y exacta de H2O2; alarmas óptica, sonora y vibración; y muy fácil de utilizar con dos botones y un menú intuitivo.

Aparte de todo el equipamiento necesario de seguridad, Dräger pone a disposición de todos los clientes su servicio técnico profesional para tareas como: el relleno de botellas, la limpieza y desinfección de equipos o el mantenimiento preventivo y correctivo de los equipos.