Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El próximo lunes 16 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono con el objetivo de recordar a toda la población la necesidad de evitar el agotamiento de esta franja de gas. Su degradación contribuye directamente en la preservación de la vida en la tierra, ya que protege a nuestro planeta de los efectos nocivos de los rayos solares.

Desde la división de Termotecnia del Grupo Bosch, conscientes de la necesidad de innovar cada día para reducir su huella medioambiental, y consecuente con su política empresarial de protección del medio ambiente y de los recursos naturales, ha centrado su estrategia empresarial en la comercialización de productos respetuosos con el planeta teniendo en cuenta todo su ciclo de vida, desde el proceso de producción hasta el reciclaje.

La división desde la que se comercializan las soluciones residenciales, comerciales e industriales, a través de las marcas Bosch, Junkers y Buderus, para agua caliente, calefacción, sistemas solares, aerotermia, aire acondicionado y calor para procesos industriales, sigue invirtiendo en proyectos medioambientales de elevada eficiencia energética. De hecho, en los próximos años Bosch Termotecnia invertirá 100 millones de euros en su negocio de bombas de calor, una de las soluciones más sostenibles, que permiten un abastecimiento térmico libre de emisiones de CO2 en el punto de consumo.

Asimismo, Bosch Termotecnia cuenta con productos complementarios que aumentan la eficiencia energética de las diferentes soluciones. Este es el caso de los controladores con conectividad Wifi Junkers que, utilizados con calderas de la misma marca, pueden conseguir una eficiencia energética de hasta A+, actualmente la más alta de la categoría. Al igual que la nueva gama de controladores Bosch CC-8000, una gama que ofrece la máxima flexibilidad al poder adaptarse a las necesidades de control de cualquier tipo de instalación, permitiendo también la comunicación con un sistema de gestión del edificio, lográndose así un uso más eficiente y un mayor ahorro energético. Equipos con conectividad wifi y control vía App que permiten monitorizar, controlar y optimizar el consumo de energía individual y de la instalación en el hogar y la industria.

Asimismo, el firme compromiso de la compañía por la investigación ha dado lugar a softwares propios, como es el caso de EasySoft E+, un programa con el que se consigue un ahorro energético derivado del cambio de la caldera actual por una nueva caldera Bosch.

La concienciación a través de la formación y la educación se ha convertido también en un aspecto clave en el trabajo que desempeña Bosch Termotecnia. Para ello, la compañía realiza formaciones tanto presenciales como online destinadas a instaladores profesionales con el objetivo de que puedan conocer de primera mano los beneficios personales y medioambientales de cada uno de los productos de su portfolio.

Nuestro objetivo es proporcionar equipos energéticamente eficientes que hagan más fácil la vida de nuestros clientes, garantizando un alto rendimiento y con la tecnología más innovadora a través de soluciones respetuosas con el medio ambiente”, puntualizaba Alicia Escudero, directora de marketing y producto de Bosch Termotecnia.

En este sentido, el Grupo Bosch ha anunciado el pasado mes de mayo su plan Bosch CO2 neutral con el que pretende convertirse en climáticamente neutral a partir del próximo año. Sus más de 400 localizaciones en todo el mundo, así como sus centros de ingeniería, fabricación y administración, ya no dejarán huella de carbono. Esto hará que Bosch se convierta en la primera gran empresa industrial en lograr este ambicioso objetivo.