Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Hace ya varios años que se vienen escuchando las palabras ?sostenibilidad? y ?efi ciencia?, lo que nos hace ver que son términos que están cobrando cada vez mayor fuerza, convirtiéndose actualmente en una condición indispensable para llevar adelante cualquier tipo de tarea. Para llegar a este punto, han sido conceptos novedosos como la huella ecológica o el Cambio Climático los que han permitido observar el efecto global que tienen nuestras acciones y que ya no es posible mirar a otro lado, por buena que sea nuestra situación local, de tal manera que se debe volcar todo el esfuerzo posible en la mitigación y solución de los problemas reales que toda la sociedad sufre.

Con todo esto nace la denominada arquitectura sostenible, aquella que tiene en cuenta el medio ambiente y valora, en el momento de proyectar los edifi cios, la efi ciencia de los materiales y de la estructura de la construcción, los procesos de edifi cación, el urbanismo y el impacto que los edifi cios tienen en la naturaleza y en la sociedad.

Con esto se pretende fomentar la efi ciencia energética para que esas edifi caciones no generen un gasto innecesario de energía, aprovechen los recursos de su entorno para el funcionamiento de sus sistemas y no tengan ningún impacto en el medio ambiente.

De este modo, esta nueva visión de la arquitectura surge como una necesidad de un cambio de actitud en el diseño y construcción de edifi cios, siendo su principal objetivo reducir estos impactos ambientales y asumir criterios de implementación de la efi ciencia energética en su diseño y construcción. Todo ello sin olvidar los principios de confortabilidad y salud de las personas que habitan estos edifi cios. Asimismo, relaciona de forma armónica las aplicaciones tecnológicas, los aspectos funcionales y estéticos y la vinculación con el entorno natural o urbano, para lograr hábitats que respondan a las necesidades humanas en condiciones saludables, sostenibles e integradoras.

De acuerdo con lo anterior, deben llevarse a cabo políticas que contribuyan a establecer prácticas de sostenibilidad en la construcción, reconociendo la importancia de las condiciones. Así pues, se pueden identifi car cinco objetivos que deben cumplir los edifi cios sostenibles, de la manera siguiente:

– Uso efi ciente de los recursos

– Uso efi ciente de energía (incluyendo

la reducción de emisiones de gases invernadero)

– Prevención de contaminación (incluyendo mejorar la calidad del aire interior y disminuir el ruido)

– Armonía con el ambiente (incluyendo la valoración medioambiental)

– Enfoques Integrados y sistémicos (incluyendo un programa de manejo medioambiental)

Pero hay que tener claro que una sociedad sostenible no es posible sin la complicidad de los arquitectos y de los usuarios.

La arquitectura sostenible

La construcción sufrió una caída muy fuerte durante los años de la crisis. De las casi 900.000 viviendas que se visaban cada año, actualmente estamos en 60.000, el sector crece pero no tiene nada que ver con los años anteriores al 2008. Una gran parte del crecimiento de hoy está relacionado con la arquitectura sostenible. ?Pensemos que en el 2008 había un stock de un millón y medio de viviendas vacías. Muchas de estas viviendas se han podido aprovechar, pero muchas otras no, pues son viviendas desfasadas, viviendas viejas. Las grandes promotoras están intentando promover, desde el 2016 aproximadamente, criterios claros para construir, como mínimo, con certifi caciones energéticas ?A? e incluso podemos decir que algunas de ellas promueven la construcción con estándares de energía casi nula?, destaca Josep Castellà, Director Técnico de Zehnder Group Ibérica. En este sentido, Susana Olivo, Responsable Prescripción zona Centro de Lumelco, confi rma el existente auge, en estos últimos años, de la arquitectura sostenible por la propia inercia de efi ciencia energética que está habiendo en todo el sector de la construcción y también, en gran parte, debido al obligado cumplimiento del H0 del Código Técnico que se publicó en 2013, donde se limita el consumo energético en edifi cios de nueva construcción o ampliaciones de ya existentes. ?Estas medidas están colaborando con esa concienciación en el campo de la arquitectura?.

Ver reportaje completo >>>>