Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

01 /

La Ministra de Fomento, Ana Pastor, en su presentación del pasado 17 de julio comento que el objetivo de esta competición es concienciar y sensibilizar a los ciudadanos sobre la importancia de la disminución del impacto medioambiental, y promover el desarrollo sostenible a través de la investigación y la innovación aplicadas a la arquitectura y construcción eficientes”. ¿Añadiría algo más?

Suscribo totalmente las palabras de la Ministra. Nosotros tenemos como dos grandes objetivos para la competición, por un lado, fomentar la innovación y el buscar nuevas soluciones que permitan hacer nuevos edificios a bajo coste y ser capaces de transmitirlo luego a los profesionales de la industria para que lo puedan aplicar.

Y, como segundo gran objetivo, es el aprovechar el interés social y mediático que despierta la competición para sensibilizar a la gente con todo lo que tiene que ver con un uso responsable de la energía y, en definitiva, como se deben hacer edificios más sostenibles.

02/

¿Qué principales diferencias hacen mejor esta edición con respecto a la anterior, también celebrada en Madrid?

Las principales diferencias son, entre otras, que todos los equipos son nuevos, salvo cuatro de ello que repiten, y eso da obviamente soluciones y aportaciones culturales diferentes. Al igual, existe una prueba nueva que es la de eficiencia energética, como polo importante dentro de la competición.

Otra diferencia es que hemos ido un paso más allá, ya que este año conformamos en la Villa Solar lo que se conoce como un `smart grid´, que es básicamente tener monitorizada toda la red eléctrica para hacer la sección más eficiente posible de esa energía, de manera que acumulamos, generamos, captamos e inyectamos a la red del modo más económicamente optimo. Esto es una aportación nueva e importante porque ningún Solar Decathlon lo había hecho hasta ahora.

03 /

¿Finalidad formativa y científica y/o proyecto coherente e integrado? ¿Qué valores priman ?

Yo creo que como objetivo nuestro, claramente lo primero.

El objetivo es, sensibilizar a los estudiantes (aunque todos ellos están muy concienciados) y conseguir de alguna forma aprovechar su capacidad creativa y su dinamismo para sacar ventajas, para generar innovación, nuevas soluciones y construir edificios que puedan ser más eficientes el día de mañana.

El objetivo es desarrollar tecnologías que puedan incorporarse en la construcción tradicional y en los sistemas de rehabilitación energética.

04/

¿Están más sensibilizadas las nuevas generaciones de arquitectos con la sostenibilidad?

Yo creo que sí, lo cual no quiere decir que sean ni mejores ni peores profesionales. Las necesidades y las preocupaciones que tenían las generaciones de arquitectos de los años 60, 70, 80 y 90 son distintas a las preocupaciones que tenemos los arquitectos ahora.

Lo que demanda ahora la sociedad es hacer un mundo más sostenible, lo cual prácticamente empieza a moverse en el año 82, y que progresivamente ha ido concienciando tanto a los profesionales como a los estudiantes que lo están estudiando desde el comienzo de la carrera. Todo ello como consecuencia, en parte, de los tiempos que les ha tocado vivir.

05/

¿Estamos mejorando? ¿Nos falta mucho por recorrer?

Yo creo que sí, que se está mejorando. Creo que la situación está muy mediatizada por la profunda crisis económica que afecta a la sociedad en general y en particular al sector de la construcción, lo cual distorsiona muchísimo todo.

Pero también es cierto que en este contexto, donde hay trabajo para muy pocos, la especialización, la inversión en innovación y el dar respuesta a esa necesidad de hacer ciudades y edificios más eficientes, surge como una oportunidad para que las nuevas generaciones tengan un nicho de mercado y un campo de especialización que les permita diferenciarse de la gran masa de arquitectos. Una forma de salir de la crisis, entre otras cosas, pasa por la rehabilitación energética.

Solar Decathlon juega también su papel en el sentido de concienciar a los profesionales de que se pueden hacer edificios perfectamente eficientes, sostenibles y atractivos. Existe tecnología en el mercado que nos permite hacer edificios mucho más eficientes y que realmente el que quiera pervivir en el mercado tendrá que, además de dar un buen  producto desde el punto de vista arquitectónico, dar un plus de eficiencia energética y de sostenibilidad, en este sentido las casas del Solar Decathlon 2012 están indicando por dónde van los tiros.