Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El Museo Louvre-Lens (en francés, Musée du Louvre-Lens) es un centro de exposiciones artísticas enclavado a las afueras de la ciudad de Lens (Paso de Calais), al norte de Francia. El Departamento francés Pas-de-Calais siempre ha sido conocido por su industria carbonera y pesada. Ahora, con el Louvre Lens se ha añadido una atracción que a primera vista no encaja en el entorno. El Museo  Ha sido concebido como una delegación o subsede del célebre Museo Nacional del Louvre de París, que custodia unas 445.000 piezas artísticas, de las que muchas no se exponen. Su concepto posee un carácter inusualmente compacto y diferenciado respecto de su hermano mayor.

Louvre-Lens se concibió inspirado en el éxito del Museo Guggenheim Bilbao, centro inaugurado en dicha ciudad del País Vasco en 1997 como una franquicia de la Fundación Guggenheim de Nueva York. El impacto económico y turístico de dicho museo (que ha mejorado Bilbao también en su urbanismo y en su imagen exterior) está siendo tomado como ejemplo por regiones como Lens, ya que demuestra que el turismo puede ser un motor económico capaz de consagrar el sector servicios como alternativa a la extinta actividad industrial.

El Louvre-Lens es un museo diametralmente opuesto al pomposo y laberíntico palacio que alberga el Louvre en París. Ha sido proyectado específicamente para la exhibición de arte por el estudio japonés de arquitectura SANAA, y su diseño es minimalista: austero y de formas simples, con el aluminio y el vidrio como materiales predominantes. Las salas son amplias y polivalentes, no tienen tabiques y los cuadros están colgados sobre paneles móviles, que pueden cambiarse según las necesidades de cada exhibición. Las salas están alineadas y a ras de la calle; de hecho los edificios cuentan solo con una planta baja, dando como resultado una silueta muy discreta que se integra sin estridencias en el paisaje. Algunos techos de vidrio dejan ver el cielo y aprovechan al máximo la luz natural. 

El Museo Louvre-Lens es un centro a gran escala, dentro de un extenso parque a las afueras del núcleo urbano: los seis bloques o pabellones edificados incluyen 7.000 metros cuadrados dedicados solamente a exposición y una zona de recepción con 3.600 metros cuadrados, pensada para evitar las colas a la intemperie en una región norteña de clima lluvioso. Hay un auditorio para 300 espectadores, y todo el conjunto se enclava en una parcela de veinte hectáreas con 6.600árboles, anteriormente muy degradada ya que había sido la «fosa 9» de la explotación minera.