Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Por su versatilidad, es muy conocido el uso de la madera en la construcción como materia prima para la fabricación de otros elementos empleados en ella, como suelos, puertas, ventanas, etc. Sin embargo, no hay que olvidar que, por sí misma, se ha convertido en un elemento con entidad propia dentro de los sistemas constructivos.

Este es el caso de las estructuras de madera laminada, que amplían el abanico constructivo con atractivos diseños a los que, además, imprimen las características propias de la madera.

Ver reportaje completo >>>>