Escrito por Arquitectura, Comunicados, Destacado

Estudio ENERO Arquitectura: “Hemos aprendido mucho durante los últimos 15 años y creemos que esto puede ser importante para otros clientes de otros países”

Compartir

Con motivo de la celebración de su 15º aniversario, el equipo de ENERO Arquitectura analiza junto a este medio los hitos que han marcado su trayectoria, qué es lo que define al equipo frente a otros estudios de Arquitectura y otras cuestiones de interés para hacer balance de esta década y media de proyectos exitosos. Además, nos mostrarán su visión de cómo la COVID-19 ha revolucionado… o no el mundo de la arquitectura sanitaria, rama de la arquitectura en la estudio está especializado.

PREGUNTA: Imaginamos que en 15 años de trayectoria, muchos son los hitos que conmemorar en este aniversario. Sin embargo, hoy les pediremos que seleccionen uno. ¿Cuál es el que identificarían como el acontecimiento crucial del estudio?

RESPUESTA: El proceso de internacionalización. Después de varios años intentando exportar nuestros servicios fuera de nuestras fronteras, este año el 15º aniversario de nuestro estudio, hemos iniciado dos procesos en Oriente Próximo y norte de África. Para nosotros es un orgullo poder expandir nuestras fronteras porque, no sólo afianza nuestra posición en el sector, sino que abre nuevas vías y mercados.

P: ¿Cuáles consideran que son los valores que le han hecho perdurar en el tiempo y conseguir el éxito y prestigio del estudio? 

R: El principal es, ha sido y será la excelencia. Hacer buenos proyectos se traduce en construir buenos edificios, eficientes, eficaces y adaptados a las necesidades. Poder cerrar proyectos de gran envergadura sin desviaciones significativas (menores a un 0,5% sobre el presupuesto), es un ejemplo muy significativo del valor que le damos a los proyectos y el mimo con el que tratamos cada uno de los detalles; porque la excelencia es eso en definitiva, preocuparse por todos y cada uno de los detalles.

P: Nos gustaría saber, si tuvieran que definir con una palabra su arquitectura, ¿cuál sería, y por qué?

R: Flexible. Nuestros proyectos significan desafíos resueltos y perdurables. Para poder conseguirlos, tenemos que concebir ideas que resuelvan no sólo las necesidades momentáneas, sino también aquellas que pueden surgir en el futuro. Para ENERO, el análisis del ciclo de vida y la adaptabilidad son dos factores clave. El edificio que mejor se adapta, es el que más perdura en el tiempo.

P: ENERO Arquitectura se ha consolidado en el panorama español como uno de los estudios especializados en el sector sanitario más reconocidos, ¿cómo afrontan su éxito a nivel internacional?

R: Cómo decíamos anteriormente, después de varios años estudiando y analizando el mercado internacional, el 2021 ha sido el año en el que hemos empezado a colaborar con clientes extranjeros fuera de España. Para nosotros, la presencia en el exterior es fundamental para captar clientes de infraestructuras hospitalarias de cierta envergadura. Hemos aprendido mucho durante los últimos 15 años y creemos que esto puede ser importante para otros clientes de otros países. 

P: Ya es sabido que el estudio celebra este aniversario con nuevos trabajos, entre los que encontramos la gran clínica de salud deportiva de la nueva Torre Caleido, ¿pueden desvelar alguno de los secretos del proyecto?

R: El proyecto se ha concebido como una clínica para el deporte de alto rendimiento. En este sentido la colaboración con el estudio Fenwick Iribarren ha sido crucial para adaptar el proyecto general a estas instalaciones, preservando nuestros valores aplicados a la arquitectura: luz natural, confort del usuario, etc. Creo que es un proyecto puntero en este sentido y pronto abrirá sus puertas al público. Eso es todo lo que puedo decir.

P: Con el pensamiento puesto en los próximos 15 años, ¿qué objetivos planean para el futuro del estudio?

R: Desde el punto de vista externo, me gustaría ver un estudio con alguna especialización más, como pueden ser los laboratorios de máxima seguridad, otro sector en el que nos estamos adentrando últimamente, pero manteniendo los valores funcionales, estéticos y, sobre todo, de satisfacción del usuario siempre muy presentes. Me gustaría también ver un estudio consolidado internacionalmente y manteniendo el gran prestigio que hemos demostrado en los últimos, otros 15.

Desde el punto de vista interno, quiero que el estudio se siga desarrollando, que los magníficos profesionales que lo componen sigan invirtiendo lo más valioso de ellos mismos que es su entusiasmo y su pasión por ENERO.

P: Por último, nos gustaría conocer, aprovechando su experiencia en el sector y dada la actualidad del momento que hemos vivido y estamos vivimos a consecuencia de la COVID-19, ¿cómo consideran que ha revolucionado la pandemia la concepción que se tenía de la arquitectura sanitaria?

R: Bueno, es una pregunta que a día de hoy no tiene una respuesta clara porque no ha pasado el tiempo suficiente. Se han hecho muchas infraestructuras de forma muy apresurada y aún no hemos tenido tiempo de ver los resultados.

Desde el punto de vista técnico, los circuitos independientes y áreas de infecciosos, se saben y se aplican desde hace muchos años, con lo que, salvo una llamada de atención sobre la necesidad de mantener las infraestructuras preparadas para estas circunstancias, que van a ser cada vez más habituales de lo que quisiéramos, creo que el aprendizaje ha sido más de carácter humano que técnico: tenemos que cuidar de las personas, tanto pacientes como profesionales. Las infraestructuras tienen que estar preparadas y en buenas condiciones, tienen que responder a las preguntas que van más allá de la tecnología y la medicina. Si la arquitectura sanitaria no cuida de sus inquilinos, ¿cómo va a ser capaz de curarles?


Compartir
Close