Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Estudio Lamela diseña para la inmobiliaria Metrovacesa uno de los edificios residenciales icónicos de la ciudad de Málaga. El proyecto, denominado Torres del Rio, es un complejo de viviendas distribuido en tres torres de 21 plantas cada una que mantiene una imagen unitaria. Configurarán un nuevo paisaje urbano que, por su visibilidad, señalarán el cierre de la ciudad por el Suroeste.

El edificio se caracteriza por dar prioridad a las vistas y a la orientación al mar. Por eso se ha creado un tipo de vivienda diáfano donde los salones y dormitorios principales disfrutan de vistas directas al mar Mediterráneo.

A esas vistas excepcionales contribuye una estructura de terrazas ajardinadas en voladizo. Estos elementos crean movimiento a la vez que las bandejas ayudan a proteger del sol las viviendas.

En cuanto a las plantas bajas, se resuelven mediante el recurso a generosas pérgolas que, al conectar también con los espacios bajo rasante, crean unas atractivas áreas ajardinadas donde se alternan espacios y estancias muy agradables rodeadas de agua. Todos estos elementos ayudan a crear un entorno de belleza y calma junto a los portales de acceso. Además, influyen positivamente desde el punto de vista climático.

Datos técnicos y equipo:

  • Estudio autor del proyecto: Estudio Lamela
  • Superficie construida: 58.368 m2
  • Uso residencial
  • Propiedad: Metrovacesa
  • Número de viviendas: 225
  • Plazo de ejecución de las tres torres: 2022

Se prevé que en las plantas bajas exista una recepción, zona de coworking, gimnasio con spa, sauna y piscina climatizada, sala de cine privada, club social y área de juegos. En la última planta se ha diseñado una piscina descubierta que dispondrá de extraordinarias vistas a ciudad y la costa, además de gastrobar, solárium y área de chill out.

Los diferentes niveles se entrelazan entre sí para dar la apariencia de un único espacio donde se funden la planta baja y la inmediatamente inferior para lograr un lugar sosegado de gran encanto.

Construcción sostenible

Se trata de un proyecto que dedica un especial detalle a la ordenación de los espacios libres públicos en el entorno de las torres, conectándolos con las zonas comunitarias de las edificaciones mediante diferentes volúmenes.

Desde el punto de vista de la sostenibilidad, los edificios contarán con aerotermia para la climatización, una tecnología limpia que extrae energía del aire de forma sostenible. También se captarán y almacenarán aguas pluviales para su reutilización en cubiertas ecológicas con áreas ajardinadas que albergarán jardinería diseñada específicamente para la ubicación y clima del proyecto. Las viviendas cuentan con ventilación cruzada, factor que favorece la eficacia energética. Se prestará especial atención tanto a los medios de protección solar como a los elementos de sombra. Además, se utilizarán materiales de construcción sostenibles como por ejemplo maderas de bosques de rápida replantación y crecimiento.

“Este es un proyecto único porque el edificio y sus viviendas dialogan con el mar. Es una conversación franca basada en la armonía y la sostenibilidad. Por todo esto, creemos que va a ser uno de los edificios residenciales más icónicos de la ciudad. Una arquitectura del siglo XXI para una ciudad que ha hecho de la modernidad, la tradición y el respeto al medio ambiente sus señas de identidad”, destaca Carlos Lamela, presidente de Estudio Lamela.