Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La luz natural es fuente de vida. No se trata sólo de su papel en la iluminación de espacios, sino también de su rol en el calentamiento del interior de los edificios, permitiendo reducir la factura energética -electricidad y calefacción-. “La luz natural tiene mucha relevancia no sólo en los proyectos de arquitectura, sino en todos los procesos de la naturaleza. Siendo la arquitectura una expresión artística, donde la obra creada tiene como fin albergar vida, la luz natural tiene una importancia vital. Ya sea como fuente lumínica, como medio para mejorar la estética del conjunto y como elemento que, bien gestionado, puede brindar el confort necesario y la habitabilidad de la obra”, declara Ricardo Rotondo, Export Manager de Tamiluz. Y David Blanco, arquitecto del Centro de Información Técnica de Aplicaciones del Vidrio (CITAV), departamento técnico de Saint-Gobain Glass, cita a Antonio Gaudí para remarcar la importancia de la luz: “La arquitectura es la ordenación de la luz; la escultura es el juego de la luz”.

Como apuntan desde Velux, “la luz natural es uno de los desafíos más importantes de cualquier proyecto arquitectónico. Si bien en los países del Norte de Europa la luz es un bien escaso y, por lo tanto, muy valorado; en los países del Sur, como España, la luz natural es más abundante y tendemos a infravalorarla. Por ello, estamos convencidos de que España necesita mayor concienciación sobre la importancia de la luz natural. La mayoría de nosotros no nos damos cuenta de que pasamos más del 80% de nuestro tiempo en espacios interiores, en los que no siempre recibimos suficiente luz natural y que eso puede ocasionarnos graves consecuencias en nuestra salud y bienestar. Y los medios de comunicación pueden jugar un importante papel a la hora de concienciar a los arquitectos para transformar los edificios de hoy en los ambientes saludables y sostenibles del futuro. El incremento de luz natural en los edificios proporciona un ambiente interior más confortable y contribuye a disminuir el consumo en iluminación artificial.

Además, el sol que entra por los cristales es una fuente de calor pasivo en invierno y la ventilación cruzada una alternativa natural para mantener fresco el edificio, disminuyendo el uso de aparatos de aire acondicionado en verano. Pero el reto del que estamos hablando va más allá. Se trata de cambiar los modelos arquitectónicos pensando en la salud humana, en mejorar el estado deánimo de las personas, en la calidad del sueño y en su bienestar”. Así pues, Velux remarca que en el último simposio de luz natural de Velux se expusieron datos como que el 30% de los edificios ofrece un ambiente insano, con poca luz natural, “una circunstancia que puede deteriorar la salud de sus ocupantes y generar síntomas relacionados con la depresión”. Al hilo de ello, advierte que “lo más sorprendente es que dentro de 20 años continuaremos viviendo en los mismos edificios que habitamos ahora. Y parece que nuestros futuros hábitos constructivos se dirigen por un camino muy poco saludable, a no ser que pongamos remedio”.

A su vez, el departamento de Marketing de Profine-Kömmerling remarca que “la luz natural tiene una importancia vital en dos aspectos: fuente de energía lumínica y térmica y confort interior. Durante años, la arquitectura masiva ha intentado resolver estas cuestiones con fuentes de energía artificiales y mediante el diseño de maquinaria y sistemas de instalaciones cada vez más complejos. Si bien es cierto que se ha mantenido un nivel de desarrollo en tecnologías de captación y acumulación de energía solar y otras renovables, se han abandonado patrones de diseño arquitectónico basados en estrategias pasivas de aprovechamiento de radiación solar. Su simple entrada en una estancia modifica la temperatura ambiental y dota al espacio de una luz natural irreproducible con sistemas industrializados. Un buen diseño de acabados interiores puede favorecer la acumulación de calor en los materiales, de manera que los paramentos desprendan calor cuando se retire la fuente. Y el paño de vidrio tiene un sinfín de posibilidades mediante la creación de cámaras entre vidrios que aprovechen el efecto invernadero”.

Igualmente, Beatriz Ochoa, responsable de Marketing de Persianas Persax, señala que “la luz natural y su control es un elemento fundamental en la vivienda, Y todavía más en la actualidad, pues con el problema de la escasez de combustible y el alto precio de la energía, se hace imprescindible el ahorro energético”. Mientras que Juan Luis Carrascal, Director General de Teclusol, anota que “en cualquier proyecto arquitectónico es imprescindible el conocimiento de la luz, no solamente por el uso funcional, sino por el uso energético y estético”. Y Elías López, CEO de Prefire, anota que “los sistemas que permiten la entrada de la luz natural tienen una gran importancia en cuanto a la calidad de vida de las personas y aportan una iluminación sin coste económico que aporta a los diseños sensaciones visuales de edificios con vida”.

Ver reportaje completo >>>>.