Escrito por Arquitectura

Fallados los premios Arquitectura del Ladrillo y Arquitectura de la Teja

Compartir

Ambos premios se convocan por la Asociación Española de Fabricantes de Ladrillos y Tejas de Arcilla Cocida (Hispalyt), instituyendose con una doble voluntad: por un lado, valorar la producción arquitectónica de nuestro país que utiliza el ladrillo cara vista y teja cerámica, y por otro, procurar una mayor difusión y repercusión social de las obras más significativas durante el periodo correspondiente.

El Jurado de este Premio ha valorado en la Vivienda unifamiliar en Granollers (Barcelona) , de los arquitectos Xavier Ros, Roger Tudó, Josep Ricart y David Lorente (HARQUITECTES), ganadora del XIII Premio de Arquitectura de Ladrillo 2013/2015, el interés por explorar las ventajas de la utilización del ladrillo: con el mismo material se resuelve la estructura, la terminación y también la adecuación a la economía y al paisaje local. Se valora que la estructura de muros (que se adapta a las condiciones del solar) sea un sistema que abarque tanto la lógica constructiva, como el ritmo y la textura: las hiladas de ladrillos de diferente altura ayudan a precisar el replanteo de los huecos en el muro, pero también articulan una fachada que no es monótona. El material cerámico se extiende con naturalidad hacia el interior, con acabados vistos muy sencillos, y hacia el exterior, en el solado de los patios interiores.

Vivienda unifamiliar en Granollers (Barcelona), de los arquitectos Xavier Ros, Roger Tudó, Josep Ricart y David Lorente (HARQUITECTES), ganadora del XIII Premio de Arquitectura de Ladrillo 2013/2015Vivienda unifamiliar en Granollers (Barcelona), de los arquitectos Xavier Ros, Roger Tudó, Josep Ricart y David Lorente (HARQUITECTES), ganadora del XIII Premio de Arquitectura de Ladrillo 2013/2015Vivienda unifamiliar en Granollers (Barcelona), de los arquitectos Xavier Ros, Roger Tudó, Josep Ricart y David Lorente (HARQUITECTES), ganadora del XIII Premio de Arquitectura de Ladrillo 2013/2015

Por otro lado, la obra Dos viviendas para dos hermanos en las murallas de Oropesa (Toledo), de los arquitectos Ángela García de Paredes e Ignacio García Pedrosa (Paredes Pedrosa Arquitectos), es la ganadora del II Premio de Arquitectura Cerámica, en la Categoría de Tejas. En este caso el Jurado de este Premio ha valorado en esta obra varios aspectos. Por una parte, se ha apreciado el respetuoso ejercicio de rehabilitación en un edificio con unas preexistencias tan potentes como atractivas: tanto la cubierta inclinada de teja reutilizada como la fábrica de ladrillo se integran naturalmente, sin estridencias. Por otra parte, el resultado de la intervención es una arquitectura intemporal, donde el programa se ajusta con precisión y se demuestra un uso contenido de materiales, texturas y colores.

Dos viviendas para dos hermanos en las murallas de Oropesa (Toledo), de los arquitectos Ángela García de Paredes e Ignacio García Pedrosa (Paredes Pedrosa Arquitectos), es la ganadora del II Premio de Arquitectura Cerámica, en la Categoría de TejasDos viviendas para dos hermanos en las murallas de Oropesa (Toledo), de los arquitectos Ángela García de Paredes e Ignacio García Pedrosa (Paredes Pedrosa Arquitectos), es la ganadora del II Premio de Arquitectura Cerámica, en la Categoría de TejasDos viviendas para dos hermanos en las murallas de Oropesa (Toledo), de los arquitectos Ángela García de Paredes e Ignacio García Pedrosa (Paredes Pedrosa Arquitectos), es la ganadora del II Premio de Arquitectura Cerámica, en la Categoría de Tejas

Menciones especiales a obras destacadas

Además del Primer Premio, el Jurado decidió otorgar tres menciones en reconocimiento a otras obras destacadas presentadas.

Las tres menciones han obtenido el mismo número de votos. Las menciones, del XIII Premio de Arquitectura de Ladrillo recayeron en las siguientes obras:

Mención: Vivienda unifamiliar en el campo en Matola – Elche (Alicante) , de los arquitectos Carlos Dimas, Jordi Espinet, Benjamín Iborra, Jaime Font y Marcos Parera (MESURA Partners in Architecture). El Jurado valora en esta obra de ampliación de una vivienda unifamiliar, la relación entre la pieza unitaria que compone los muros (con su estudiada traba) y el conjunto de la cubierta, lo que ordena unos espacios sencillos que también mejoran los exteriores de la parcela y la relación con el edificio existente.

Mención: Nuevo acceso al centro histórico de Gironella (Barcelona) , del arquitecto Carles Enrich. Se valora de esta obra que, aun tratándose de una infraestructura urbana muy singular y que podría provocar una tensión con las preexistencias (muralla, vegetación, etc.) se ha intentado, mediante la utilización del ladrillo, al mismo tiempo que una máxima integración, también el menor coste de ejecución, gran facilidad en la realización de la obra y nulo mantenimiento.

Mención: Teatro-Auditorio de Llinars del Vallés (Barcelona) , del arquitecto Álvaro Siza y el estudio asociado ARESTA: Manel Somoza y Manel González. Esta obra se valora por la cuidada ejecución de la fábrica de ladrillo, en un entorno de gran valor paisajístico, al que los volúmenes ciegos, (adecuados para los usos que se albergan), podría alterar. A través del control de la escala y el escalonamiento de las piezas y la sensibilidad en la elección de la textura del material de las fachadas ciegas se consigue, a juicio del jurado, una integración adecuada.

Mientras que las tres menciones del II Premio de Arquitectura de Teja fueron a parar a:

Primera Mención: Restauración de iglesia y cripta de San Salvador en Gallipienzo (Navarra) , del arquitecto José Luis Franchez. El Jurado valora esta obra por tratarse de un ejemplo de cómo un material antiguo y reutilizado (las propias tejas desmontadas de la cubierta de la iglesia) pueden incorporarse a una cubierta con ventilación sobre rastreles, manteniendo los requerimientos de la geometría previa del tejado y logrando como resultado la máxima eficiencia constructiva e higrotérmica, con respeto absoluto a la pátina del tiempo sobre el material cerámico que queda a la vista.

Segunda Mención: Ampliación de la Hípica La Llena en La Llacura (Barcelona) , de los arquitectos Vicente Sarrablo y Jaume Colom. En esta obra se valora el papel principal que adquiere la cubierta, protegiendo longitudinalmente un programa variado (pajar, establo, espacios habitables). Esta gran cubierta fría y ventilada es un elemento unificador de estos usos; alguno (los espacios habitables) con su propio sistema de cerramiento especializado que se adapta, por su geometría y materiales, a la estructura de la cubierta superior.

Tercera Mención: Restauración de Pabellón de la Administración del Hospital de la Sant Creu i Sant Pau (Barcelona) , de los arquitectos Joan Nogué, Felix López y Txema Onzain (onl arquitectura). Se valora, en esta rehabilitación completa del pabellón modernista de Domènech i Montaner, la cuidada restauración de las cubiertas y el esfuerzo importante por aportar criterios de sostenibilidad e integración con las instalaciones, en una intervención global donde los materiales cerámicos son los protagonistas.

El Jurado del Premio, que se ha reunido el 26 de enero en la sede de Hispalyt para decidir el fallo, estuvo compuesto por profesionales de reconocido prestigio:

Toni Gironés Saderra , arquitecto ganador del XII Premio de Arquitectura de Ladrillo

R oberto Terradas Muntañola , arquitecto ganador del I Premio de Arquitectura de Teja

José Ignacio Linazasoro Rodríguez , arquitecto

Julio Grijalba Bengoetxea , arquitecto

Miguel Ángel Alonso del Val, arquitecto

Enrique Sanz Neira , arquitecto, director de la revista conarquitectura

Fernando Palau Rodríguez, presidente de la Sección de Ladrillo Cara Vista de Hispalyt

Elena Santiago Monedero , secretaria general de Hispalyt


Compartir
Close