Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Los pasados días 10 y 11 de febrero se reunió en la sede central de Fermax todo el equipo comercial de la marca líder en porteros y videoporteros. Como cada año, la convención se dedicó a revisar los resultados obtenidos el ejercicio anterior, estudiar novedades y planificar el año recién estrenado.

La jornada inicial se abrió con dos buenas noticias: haber superado las cifras de ventas previstas y haber incorporado con rotundidad las nuevas líneas dedicadas a la seguridad y la domótica. Después la reunión se adentró en los planes comerciales que Fermax ha diseñado para este año. Por un lado, se expuso a los participantes la batería de nuevos productos que la compañía pondrá en el mercado a lo largo de 2016. Por otro lado, se mostró un estudio con los nuevos tipos de negocio que los cambios tecnológicos ponen en el camino de fabricantes e instaladores y que los convierten en nuevos aliados de estudios de arquitectura e ingeniería, con quienes trabajarán para integrar diferentes servicios en entornos digitales.

Después de una jornada cargada de asuntos netamente comerciales, el segundo día se centró enotros aspectos esenciales para Fermax aunque no siempre visibles. La sesión se ocupó de temas como el soporte técnico, la prescripción, los recursos humanos y el trabajo de comunicación en torno a la compañía. En definitiva, unos intangibles que dan valor a marca y que permiten que sea recordada y elegida por parte de los clientes.

Como es tradicional en sus convenciones, Fermax intercaló en la programación una velada festiva para que todo el grupo tuviera oportunidad de relacionarse en un ambiente relajado y amistoso, en línea al espíritu familiar de la compañía.