Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Estas rampas. aún teniendo un relieve antideslizante, no son seguras. En días de lluvia o con superficie mojada son frecuentes las caidas.

Este sistema no era efectivo y los usuarios sufrían caidas con facilidad.

Para solucionar el problema se procedió a la preparación mecánica de la superficie, realizando entregas en la chapa lagrimada de la rampa.

Se delimitó la zona en la que se debía aplicar las franjas, con una separación de 20cm entre las mismas para posteriormente aplicar una resina especial con cargas cerámicas y se espolvoreó un agregado de alta resistencia a la abrasión, en frío.