Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La demanda de espacios de trabajo saludables, cuyo objetivo es mejorar el bienestar de las personas que los habitan, se ha incrementado en los últimos años a pasos agigantados. Esta tendencia busca ofrecer nuevos espacios de trabajo flexibles, abiertos y compartimentables, donde se combinan zonas de trabajo con áreas de ocio y descanso, donde se prioriza la interacción entre los departamentos de las empresas y donde además se tienen en cuenta aspectos esenciales en arquitectura sostenible, como son la luz natural, la biofilia y el contacto con la naturaleza.

Cada vez es mayor la concienciación y el compromiso medioambiental entre las empresas más punteras, las cuales instalan orgullosas sus sedes en edificios sostenibles, con el bienestar de los trabajadores como foco principal. Es un hecho que las empresas que invierten en el bienestar de sus empleados resultan más productivas y, no en vano, el ‘Wellbeing’ pasa a las primeras posiciones en el ranking de prioridades del trabajador, a veces, incluso por delante del salario.

La digitalización de los procesos, la tecnología, el Big Data… la nueva revolución industrial conlleva grandes cambios y obliga a renovar los modelos de trabajo, poniendo el foco en las personas y su talento.  Siguiendo esta tendencia, más allá de requerimientos técnicos (m², altura, accesos…), las empresas hoy, demandan “espacios flexibles que evolucionen con ellas, que favorezcan la interacción entre departamentos, que concilien trabajo con momentos de descanso y, sobre todo, que prioricen el contacto con la naturaleza y el respeto por el medio ambiente” afirma Inmaculada Simó, directora general de Gonsi.

Nace una nueva generación de edificios

En un sector tan tradicional como el de la construcción, la economía circular abre paso a una nueva generación de edificios. Nace una nueva forma de pensar, diseñar y construir que rompe esquemas, al priorizar el bienestar de las personas y el medio ambiente. Esta nueva generación de edificios se caracteriza por:

  • Certificación Cradle to Cradle: Garantizar que la gran mayoría de los materiales, productos, componentes… que integran el edificio no son nocivos para la salud de las personas y pueden ser reciclados.

  • Economía Circular: Introducir los criterios de Economía Circular para evitar generar residuos y otorgar un valor positivo al valor residual del edificio, como depósito de materiales susceptibles de ser ciclados, de tener ulteriores usos al finalizar la vida útil del edificio.

  • Priorizar el bienestar de las personas: pensar en el bienestar de las personas desde el emplazamiento, el diseño hasta la ejecución y las futuras actualizaciones que se produzcan en el edificio.

El bienestar de las personas, eje del nuevo Edificio Gonsi Sócrates

Avanzándose al futuro, Gonsi, da respuesta a la creciente demanda por parte de grandes compañías que buscan edificios corporativos que respondan a una filosofía comprometida con los trabajadores y con el entorno, impulsando el nuevo edificio de oficinas Edificio Gonsi Sócrates, en el parque empresarial Viladecans Business Park, en Viladecans (Barcelona), cuyas obras llegarán a término este verano de 2019.

Desde la fase inicial de diseño del edificio, la economía circular se ha incorporado al innovador Edificio Gonsi Sócrates, consiguiendo que el edificio sea como un ‘almacén’ de materias primas reutilizables que podrán tener otro uso cuando finalice la vida útil del edificio. Cabe destacar que el edificio pesará aproximadamente 900 Toneladas, y de éstas, el 80% corresponden a materiales ciclables (o reutilizables).

El Edificio Gonsi Sócrates es un referente de una nueva forma de construir, responsable con el planeta y con el entorno. Para llevar a término con gran éxito este proyecto, su impulsora, Gonsi, se ha apoyado en grandes expertos: de la construcción se encarga Grupo Construcía, constructora pionera en la creación de espacios saludables y Eco Intelligent Growth consultores en edificación circular.

Concebido para ubicar una sede corporativa con mixtura de usos, es ideal para compañías que busquen potenciar su imagen corporativa, gracias a su edificación sostenible y también al diseño pensado para el bienestar de los usuarios. El edificio contará con certificación Leed.

Se trata de un edificio flexible, que permite centralizar en un mismo espacio actividades comerciales o administrativas con actividades logísticas o de almacenaje. El edificio cuenta con una superficie total construida de 6.188 metros cuadrados más 66 plazas de aparcamiento. Además, se encuentra en una ubicación privilegiada, a tan sólo 15 minutos de la ciudad de Barcelona, con entrada logística orientada hacia la autopista C-32.