Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Según la madera en su gama de tonos más naturales, marcará tendencia en 2017.

La protagonista absoluta será la madera agrisada por el tiempo, como el roble y el castaño, que disponen de una larga durabilidad. Maderas que lucen sus imperfecciones y que potencian sus betas y sus rugosidades.

Para conseguir este efecto envejecido la madera, ya aserrada y sin cepillar, se expone durante más de un año a la intemperie para que el sol, los rayos ultravioletas (UV), el viento, la lluvia y la humedad la oxiden de manera natural, consiguiendo un color grisáceo o plateado, sin necesidad de utilizar ningún tipo de colorante o producto químico para teñirla de manera artificial.

Gabarró comercializa madera agrisada de manera natural de roble y castaño, en lamas de unos 26 mm. de grueso y en anchos variados.

Su aplicación es apta para revestimientos tanto interiores como exteriores y sus acabados son ideales para decorar locales comerciales, establecimientos del canal Horeca o viviendas particulares que opten por un estilo decorativo rústico o vintage . También es una opción a tener en muy cuenta en Interiorismo a la hora de escoger suelos y pavimentos.